El descalabro empresarial de Bertín Osborne: la deuda aumenta

A pesar de sus cuantiosos ingresos no todo es de color de rosa en la vida profesional de Bertín Osborne. Sus sociedad no ingresan como antes

Fotografía: El descalabro empresarial de Bertín Osborne: la deuda aumenta
Fotografía: El descalabro empresarial de Bertín Osborne: la deuda aumenta

Bertín Osborne regresó a Telecinco con una nueva temporada de ‘Mi casa es la tuya’ algo turbulenta. El espacio se despidió de la audiencia con la entrevista a Rafa Nadal que se saldó con un buen 16,4 % de cuota de pantalla y más de 2 millones de espectadores. Ha sido una edición de lunes y sombras, como sus ingresos.

El presentador ha conseguido una gran popularidad, más bien dicho la ha revalidado porque ya la tenía desde hace décadas cuando enamoró a cientos de mujeres con sus rancheras sobre el escenario. ‘Mi casa es la tuya’ es la gran alegría del presentador. Por cada programa se embolsa la friolera cifra de 30.000 euros. Ahora también realiza cada semana ‘El Show de Bertín’ en Canal Sur. Este programa le cuesta la autonómica 85.000 euros, pero se desconoce que porcentaje va a parar a manos del presentador.

Bertín Osborne
Bertín Osborne

De su faceta de empresario también saca una importante tajada. El año pasado cerró 2019 con un saldo de 400.000 euros, tal y como ha podido saber Jaleos. Pero algunas de sus empresas presentan deudas. El más importante de los negocios de Bertín es Corporativa Ecuanor SL, una empresa que fundó en 2009 para la «creación de espectáculos y programaciones culturales y musicales». Esta sociedad registró el año pasado unos ingresos de 238.305 euros, una cuantía que desde 2017 se ha reducido en casi un 85%, pues en ese año el artista facturó 1,5 millones de euros a través de esta empresa.

A pesar de la reducción de ingresos, la empresa ha obtenido beneficios. Un total de 16.272 euros. Esta cantidad resulta insignificante en comparación al casi medio millón de euros en positivo con el que cerró el año 2017 y los 69.719 euros de 2018. Las obligaciones a largo plazo de esta corporación han crecido en más de 800.000 euros, acumulando una deuda de 2,3 millones de euros con entidades de crédito. En cuanto a las deudas a corto plazo, es decir, las que deben ser solventadas en menos de un año, la empresa registró una cifra de 345.226 euros en 2019.

Es su otra empresa Crooner la que presenta unas deudas de 200.000 euros a pesar de haber remontado respecto el ejercicio anterior. 115.000 euros los debe abonar a corto plazo. En 2017 con estas sociedades ingresó más de 2 millones de euros, cuando el año pasado, solo dos años después, fue de tan solo 400.000 euros como hemos mencionado anteriormente.