Messi| EFE

El complejo de Antonella Roccuzzo y Messi del que se mofan a sus espaldas en el Barça

stop

El problema del crack argentino y su mujer que callan en el club

03 de marzo de 2020 (10:31 CET)

Bajan aguas revueltas en can Barça. El panorama estaba mejorando en la ciudad condal después de la destitución de Ernesto Valverde. Y aunque el escenario no era para tirar cohetes, se percibía otra actitud en los jugadores con Quique Setién. La llegada del nuevo técnico había despertado algunas esperanzas en el barcelonismo.

Pero cuando han llegado lo partidos importantes todo ha vuelto a la casilla de salida. El conjunto culé ofreció un nivel lamentable en la ida de los octavos de final de la Champions League del pasado martes contra el Nápoles. Y este domingo cerraron una semana oscura perdiendo en el Santiago Bernabéu.

El Barça va en caída libre

Los catalanes firmaron una buena primera parte y parecía que podrían sacar algo del Santiago Bernabéu. Además, los hombres de Zinedine Zidane tampoco estaban dando buenas sensaciones.

Pero en la segunda parte, como ha ocurrido en otras ocasiones esta temporada, el equipo se vino abajo y terminó encajando una dura derrota que, además, otorgó el liderato de la Liga al Real Madrid.

Real Madrid

Una situación que tiene a Leo Messi muy mosqueado. El delantero argentino considera que la gestión del proyecto no ha sido nada bueno en los últimos años. Y hace tiempo que valora el ejecutar la cláusula que le deja salir gratis de Barcelona a final de curso y probar suerte en otro club. No quiere malgastar los últimos años que le quedan en la élite en un equipo en declive y con necesidades urgentes de renovación, pues tampoco ve a Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía capacitados para enderezar el rumbo.

El complejo de Messi que le retiene en Barcelona

Sin embargo, desde el seno del club aseguran estar tranquilos en este sentido. No contemplan ni un segundo la posibilidad de que Messi se marche. “¿A dónde va a ir?”, cuestionan fuentes de la planta noble, donde hacen referencia a un complejo que comparte con Antonella Roccuzzo y que le ata a la capital catalana. Un problema del que más de uno se mofa a menudo.

Desde la directiva de Bartomeu consideran que Messi no se va a ir del Barça “porque no sabe hablar inglés”. Y no solo eso. No creen que vaya a hablarlo “en su vida”. “Ni él ni Antonella”, añaden, en referencia al nivel cultural de ambos en cuanto a los idiomas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad