El capricho de Letizia en la cuarentena que pone Zarzuela patas arriba

La monarca no se está de nada a pesar de la crisis del coronavirus

Fotografía: El capricho de Letizia en la cuarentena que pone Zarzuela patas arriba
Fotografía: El capricho de Letizia en la cuarentena que pone Zarzuela patas arriba

El coronavirus no entiende de clases. Son muchos los políticos de todo el mundo que están padeciendo la enfermedad. Y a algunos como Boris Johnson, el primer ministro del Reino Unido, les ha pegado fuerte. El presidente no confinó el país apuntando que así la gente se inmunizaría y parece que él es uno de los que se está fortaleciendo su resistencia al COVID-19.

En España los dirigentes del país tampoco han escapado. Irene Montero, de Unidos Podemos, fue una de las primeras en contagiarse. Y también el presidente de la Generalitat de Catalunya Quim Torra. O Javier Ortega Smith, de VOX. Nadie escapa al maldito virus.

El coronavirus visita Zarzuela

La Casa Real tampoco ha sido ajena a ello. La Reina Letizia tuvo que pasar unos cuantos días aislada de su marido, el Rey Felipe VI, y de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Leonor, Sofía y Letizia

Cabe decir que la suya no fue una cuarentena normal. La monarca se pasó los días en una estancia que medía 10 veces lo que el piso de un ciudadano normal. Vamos, que estuvo aislada, pero como si no lo estuviera. Y es que Letizia no sabe lo que es estar realmente confinada en una habitación de 10 metros cuadrados, como le ha tocado sufrir a la mayoría de los infectados.

Un aislamiento diferente

Además, no estuvo en completa soledad. Letizia tenía a su disposición a una persona del servicio de Zarzuela durante las 24 horas del día. Y no se contuvo a la hora de saciar sus deseos como si no tuviera que estar en cuarentena.

Por ejemplo, cuentan desde el entorno de palacio que Letizia no tuvo reparos en pedir lo que le viniera en gana mientas pasaba sus días aislada. Mantuvo la normalidad de siempre, sin renunciar a sus caprichos, y pidiendo algunos de sus platos favoritos, como las codornices de chocolate. Un manjar que revelan que le encanta a la ex de Televisión Española.

Platos cuyo responsable es el chef Antonio Paredes. Se trata del ex responsable del restaurante Jockey y que ahora es jefe de cocina de Zarzuela, donde trabaja en palacio desde hace más de cinco años.