El Rey Felipe VI

El capo de Hacienda que hace temblar a Felipe VI con la confesión más peligrosa

stop

El mensaje de la Agencia Tributaria que pone contra las cuerdas a la casa real

13 de junio de 2020 (11:11 CET)

Ha sido una semana dura para el rey emérito Juan Carlos I. Primero, el pasado lunes se supo que el padre de Felipe VI será investigado por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo, por presunto fraude fiscal y blanqueo en el caso relacionado con las presuntas comisiones valoradas en más de 100 millones de dólares (65 millones de euros) por su participación en las obras del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca y con la adjudicación de algunas partidas a empresas españolas.

Pero no ha sido el único golpe que ha recibido el emérito en los últimos días. El presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado Catalán, se pronunció sobre el asunto en una comparecencia en el Congreso y lo que dijo no pasó desapercibido al emérito. Y es que lo pone contra las cuerdas.

Carlos Cruzado Catalan

El cerco se cierra para Juan Carlos I

“Ahora la Fiscalía del Supremo ha tomado las riendas de este asunto. Esperamos que la colaboración de la Agencia Tributaria, a través del nombramiento de peritos, si así se solicita, o del auxilio judicial sea los más eficiente posible”, apuntó Cruzado, refiriéndose a que espera que la investigación se realice correcta y eficientemente.

Además, apuntó que existen “indicios racionales” de que se ha “cometido un delito contra la Hacienda Pública”, en una respuesta al diputado de ERC Joan Margall. E indicó que las “sospechas” de que podría tener cuentas opacas radican en el comunicado de Felipe VI, en el que anunció que retiraba la asignación a su padre y renunciaba a su herencia. Un paso que en cierto modo habría delatado a su padre.

Don Juan Carlos I y Felipe VI

Delatado

Asimismo, considera que el que el emérito solicitara que se hiciera público que Felipe no habría recibido información de las Fundaciones Zagatka y Lucum, reconocerían su participación en las instituciones, con origen en Liechtenstein y Panamá, y por tanto su actitud delictiva.

Cabe recordar que Lucum es la fundación que contaría con la cuenta bancaria donde habría recibido los 100 millones de dólares procedentes de Arabia Saudí.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad