Alejandra Rubio

El cáncer golpea a Alejandra Rubio: rota de dolor al contar este gran secreto

stop

La colaboradora de Viva la vida se sincera y rompe a llorar por esto

31 de mayo de 2020 (16:08 CET)

El puente de las emociones de Supervivientes 2020 por la que estos últimos días han pasado todos los concursantes ha llegado a los platós de Telecinco, en especial al de Viva la vida. Muchos colaboradores se han sentido afectados por las duras vivencias de su infancia que han explicado. 

Suso Álvarez, por azar, se acabó sometiendo a esta prueba y acabó derrumbándose y abandonando el plató. El colaborador habló de su sentimiento de culpa por sus actos hacia su madre. "No supe estar a la altura", dijo completamente roto. El colaborador habló del accidente que afectó a su familia para siempre. "Hubo un accidente en mi familia que nos cambió a todos la vida y me siento culpable de no haber estado todo lo que debía al lado de mi madre". ha contado Suso a Emma García.

Los médicos diagnosticaron la muerte cerebral de su hermana Yara. Tan solo unos meses después de convertirse en mamá. Contra todo pronóstico y para sorpresa de todos, la joven logró salir del coma y ha luchado durante este tiempo hasta recuperarse plenamente. 

Suso ha reconocido ahora que en ese momento fue incapaz de gestionar tanto dolor y siente que no actuó como debía. "Me hacía tanto daño ver sufrir a los míos que no tuve fuerza para estar a la altura", ha relatado. El joven sintió que su vida "se había ido un poco a la mierda". "No supe estar a la altura, Emma, me vine abajo, era demasiado joven".

Sobre todo con su madre, Merche, la mujer de su vida. "Es una mujer que acarrea con todo, yo estoy delante de una cámara pero quien carga con todo sola es ella, desde que falleció mi padre yo siempre he sentido que tenía que estar ahí con mi madre y mis dos hermanas", ha explicado entre lágrimas.

A raíz de las declaraciones de Suso Álvarez, Alejandra Rubio quiso intervenir. Ella también se sintió culpable al no estar al lado de su madre cuando sufrió la enfermedad. "Me siento culpable de haber dejado sola a mi madre con su enfermedad. Solo pensé en mí", reconocía con la voz entrecortada. 

Cuando a Terelu Campos le diagnosticaron el cáncer, Alejandra Rubio decidió independizarse. "Debería haber esperado… Lo pasó tan mal», afirma echando la vista atrás. "Con 18 años dije ‘adiós’ y no permití que nadie se metiera en mi vida", revelaba con un poco de dolor.

Terelu Campos llamó en directo al programa. "No ha sido fácil. No le tengo que perdonar por eso porque yo siempre intenté mantenerla al margen. Es lo que más me importa en el mundo y no quería que sufriera".

Para Terelu fue más importante que Alejandra Rubio no estuviese en casa porque así no tenía que disimular nada. "Que ella no estuviera en casa fue mejor para mí porque me permití disimular menos". Alejandra Rubio sufrió mucho, especialmente cuando falleció de cáncer de mama la mujer de su padre. “La enfermedad que viví fue la de la mujer de mi padre y fue tremendo", reconoció Alejandra Rubio.

"Ella consiguió tener una relación con Alejandra que, por edad, era más de amigas, colegas” explicó Terelu. "El sufrimiento para Alejandra cuando murió fue terrible. Me acuerdo que hubo un día que le pedí a su padre después de ver a Beatriz que Alejandra no la viera más porque ya no podía ser", añadió la periodista. "Ha sido muy difícil para mí superar esto y ya no mas", sentenció Alejandra.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad