El caché de Belén Esteban se desploma: fotos de su cumpleaños a precio de saldo

Belén Esteban ya no funciona en 'Sálvame' desde que decidió no hablar de Jesulín de Ubrique ni de su nueva vida

Fotografía: El caché de Belén Esteban se desploma: fotos de su cumpleaños a precio de saldo
Fotografía: El caché de Belén Esteban se desploma: fotos de su cumpleaños a precio de saldo

Belén Esteban vuelve a enfadarse con la dirección de ‘Sálvame’ tras mencionar a Miguel Marcos en una de las preguntas a Antonio Montero. La colaboradora no quiere que se hable de su marido ni tampoco de su hija Andrea Janeiro ya que son dos personas que han elegido ser anónimas. Además, la joven le hizo prometer a su madre que nunca hablaría públicamente de Jesulín de Ubrique.

Fotografía: El caché de Belén Esteban se desploma: fotos de su cumpleaños a precio de saldo

Durante 20 años ha estado hablando por todos los medios de comunicación de su breve historia con el torero. Una relación que le ha dado para mantenerse en los medios de comunicación todo este tiempo. Sin embargo el interés mediático se ha desvanecido. Belén Esteban ya no genera la misma audiencia que antes. Ni tan siquiera concede Belenazos. Ahora solo se limita a sentarse en plató tres días por semana y a llevarse 1.400 euros en cada programa.

Fotografía: El caché de Belén Esteban se desploma: fotos de su cumpleaños a precio de saldo

Belén Esteban acaba de cumplir 47 años. En una ocasión reveló que dentro de cuatro o cinco años dejaría la televisión, cuando tuviese suficiente para retirarse. La de Paracuellos ya ha dejado entrever que lo suyo con los medios de comunicación es efímero y ya no le interesan tanto como antes. Ha encontrado el amor, una familia y la paz. Ahora solo quiere tranquilidad.

Belén Esteban ha sido la protagonista de esta semana de la revista Semana. El medio ha mostrado unas fotografías en exclusiva en las que se la puede ver feliz en compañía de su marido, quién posa en la portada. Eso sí, cubierto al máximo con la mascarilla y con unas grandes gafas de sol opacas. A diferencia de otras ocasiones estas imágenes se hubiesen pagado a precio de oro, pero ahora mismo la cifra es muy similar a la de cualquier otro rostro medianamente interesante.