María Patiño | Sálvame

El “¡brutal engaño!” de María Patiño que tapa Sálvame (y arrasa España en horas)

stop

La colaboradora del espacio de Telecinco sorprende a todos sus seguidores y amigos con una boda en Sri Lanka

19 de agosto de 2019 (12:24 CET)

Sabíamos que María Patiño estaba en algún lugar exótico y paradisiaco, pero no entendíamos porque no revelaba el lugar en ninguna de sus publicaciones. En ellas solo veíamos el cielo y el mar. Suficiente para ver lo bien que se lo estaba pasando al lado de su pareja Ricardo. O ahora algo más. La colaboradora de Sálvame nos ha dejado con la boca abierta. Noticia bomba del verano. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cruzamos océanos para encontrarnos. Gracias a @dreamseasurf @aboratravels y a ti @ionfizofficial #lovers #srilanka #mar @richorodriguez

Una publicación compartida de Maríapatiño (@mariapatino1508) el

María Patiño se ha casado con el actor venezolano con el que lleva más de 14 años de relación. La pareja se dio el "sí, quiero", en una de las paradisiacas playas de Sri Lanka. Desde entonces no se ha hablado de otra cosa, aunque ahora sabemos que esta boda podría no tener validez legal en nuestro páis. Parece que Patiño le ha cogido celos a su amiga Belén Esteban. 

En Socialité, programa que ella misma presenta, se plantearon tres posibles casos de bodas que se celebran fuera de nuestras fronteras y para ello contaron con la presencia de un abogado experto en el tema. En primer lugar, si la boda fue una ceremonia legal en Sri Lanka, la pareja de recién casados tendrá que pedir un certificado literal de matrimonio. 

"Ese certificado por sí mismo no es inscribible en España. Para poder inscribir el matrimonio aquí hay que poner la apostilla de La Haya, que es un certificado de autenticidad que permite saber a los organismos españoles que ese matrimonio ha sido válido en ese país. Con ese certificado se acude al registro civil central, en el cual se inscribe y hace que el matrimonio sea válido en España, pues en ese momento se entrega a los interesados el libro de familia", afirma el abogado. Además quiso añadir que “si no se siguen los pasos adecuados, ese matrimonio tendrá un valor simbólico, pero no legal”, asegura.

Un segundo caso sería que María Patiño y Ricardo se hubiesen casado en secreto en España y hubiesen oficializado la ceremonia en Sri Lanka. La última opción que se comentó en el plató es que el matrimonio se trasladara a Sri Lanka para hacer una ceremonia y luego no decidiera no legalizarla ni casarse en España. “Hay mucha gente que va a Las Vegas, se casa allí y lo deja estar. Entonces es un matrimonio que nunca se ha producido a efectos prácticos” relata.

Lo único que tenemos claro de todo esto es que Ricardo y María Patiño hacen una pareja perfecta y que no hay duda que se quieren. Están colgados el uno por el otro y su amor va viento en popa. 

En cuanto vuelve María Patiño de sus vacaciones tiene muchas cosas que contar en plató. Sus compañeros le harán un tercer grado. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad