La reina emérita Sofía | EFE

El bochorno de la reina Sofía en Baqueira que no ha contado ni Jaime Peñafiel

stop

El lío con la mujer de Juan Carlos I en la estación de esquí catalana

23 de marzo de 2020 (14:40 CET)

Hay ciertas cosas que, por mucho que periodistas que están más que bien informados de la actualidad monárquica como Jaime Peñafiel o Pilar Eyre, nadie cuenta. Entre otras cosas porque son temas que no es que dejan precisamente muy bien a la familia real.

Una familia real que no es que esté pasando precisamente por su mejor momento. Todo lo contrario. El epicentro de esta terremoto es el rey emérito, Juan Carlos I que, si bien hace tiempo que no aparece públicamente, se ha convertido en una de las figuras en los medios en las últimas semanas.

El rey Felipe VI (d) junto a su padre, el rey emérito Juan Carlos I, en una fotografía tomada el 14 de mayo de 2019 | EFE/Archivo/PC

El motivo no es otro que el supuesto cobro de comisiones y sus líos económicos que la fiscalía suiza sigue investigando. Sin embargo, hay quien está aprovechando la ocasión para ir rescatando algunas viejas historias que dejan al Borbón en muy mal lugar.

El bochorno en Baqueira

El caso es que han sido varios ‘haters’ de la Familia Real los que ahora han recordado un privilegio (como tantos otros) que tiene la institución en nuestro país. Y ese no es otro que el de tener una casa a su disposición en la estación de esquí de Baqueira.

Si bien es cierto que hace ya mucho que ninguno de los mayores de la Familia Real pone un pie en la estación catalana, sí que el hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, Juan, ha acudido en más de una ocasión.

Una casa que, como apuntan en LOC, “tiene a disposición de la familia de Felipe VI. Una casa situada en la Urbanización La Pleta que está preparada todo el año para la familia. Aunque no es un obsequio de Baqueira Beret a los Borbón, sí es un préstamo que pueden usar siempre que quieran”.

Juan Carlos

El caso es que, cuentan desde el entorno de la Urbanización, que en los tiempos en los que el rey Juan Carlos era más joven, era muy habitual verlo disfrutando de las pistas de esquí así como de una activa vida social. Algo que, desde luego, no hacía más que abochornar a una reina Sofía que, como siempre, no dijo nada y se mantuvo en un segundo plano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad