El bikini de María Teresa Campos y Edmundo Arrocet: la foto bomba del verano

stop

La presentadora malagueña y el artista chileno preparan un gran proyecto para este verano

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet disco

28 de junio de 2019 (12:35 CET)

María Teresa Campos y Ana Obregón eran dos de los personajes más buscados en la época estival. Ambas por su gran relevancia en televisión. No obstante, ellas mismas decidieron poner punto y final a mostrarse en bikini o bañador delante de las cámaras. La actriz nos regaló durante años los posados inaugurales, mientras que la presentadora visitaba todos los años las playas de su querida Málaga. 

Edmundo Arrocet viajó unos días a Buenos Aires para estar al lado de su hija tras el fallecimiento de la madre de ésta y expareja del artista. Acaba de salir a la luz una promesa del chileno a María Teresa Campos y no es la pedida de mano. Edmundo le va a hacer un gran regalo en forma de traje de baño. "A ella le haré todos los que ella quiera", asegura. 

Bigote Arrocet presenta en Málaga su línea de bañadores

Edmundo Arrocet está hablando claramente de su nuevo proyecto. Summer Fashion Runway, la colección de ropa de baño que ha presentado en Málaga diseñada por él mismo. Los diseños ya han visto la luz, pero no se podrán adquirir hasta el próximo verano. Las piezas son muy exclusivas y originales, por ello no es de extrañar que Edmundo ya tenga cuatro encargos. Todos los bañadores están pintados a mano por el artista, por tanto llevan una dedicación y ninguno es exactamente igual, como sucede con los cuadros. 

Edmundo Arrocet asegura que "habrá precios para todos los bolsillos", no obstante recomienda "elegir el caro". De momento no puede dar un precio cerrado ya que tiene que valorar el tiempo que tarda en hacerlos, el coste del material y "la tasa del notario que certifica que ese bañador es único y ha sido pintado por mí". Cada modelo va a ser única, como si fuese una obra de arte. 

Aunque está claro que conseguirá un beneficio económico, si vende alguno, Bigote Arrocet asegura que hace este proyecto por gusto y entretenimiento. Es su gran pasión y no todo es el dinero. "Esto me da mucho trabajo. No lo hago todos los días, sino cuando me inspiro. Igual un día estoy 12 horas pintando", asegura rotundo. "Durante una entrega de premios en la que fui galardonado me pidieron que hiciera kimonos y alfombras. Ese sería otro negocio futuro".

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad