El bikini de hilo de la hija de Paz Padilla (Anna Ferrer) que incendia Instagram

stop

La influencer disfrutó de un día muy veraniego en la mejor compañía

Anna Ferrer en redes

04 de junio de 2019 (15:32 CET)

Anna Ferrer la vida le sonríe. No solo tiene un trabajo y una madre que la quiere y la apoya en todas sus decisiones, sino que además tiene novio. La hija de la presentadora de Sálvame ha seguido al pie de la letra el refrán de "la primeravera la sangre altera". Una época como esta es propicia para enamorarse. Ahora Paz Padilla tal vez esté algo celosa por la presencia de su yerno. Ella es una mujer muy enrollada, ya lo vemos en televisión, en Instagram y en los vídeos de la influencer, pero una hija es una hija y no queremos que nos la toquen, aunque sea toda una señora siempre será nuestra niña. 

Llega la mejor época del año para salir a la calle de paseo, tomar algo en la terraza de un bar, disfrutar del sol en la piscina y en la playa, hacer gimnasia al aire libre o practicar deportes acuáticos como el surf. Vaya, precisamente todo lo que le gusta a Iván Martín, su pareja. 

Anna Ferrer hace años que cumplió la mayoría de edad, por eso las cámaras la siguen igual que hacen con su madre. Y por supuesto verla besarse en una gasolinera con su pareja es algo muy suculento para los focos de los paparazzis. Llevan un mes y medio saliendo juntos y los hemos visto en más de una ocasión muy acaramelados. 

Iván Martín tiene 27 años y es un enamorado del deporte, como también de la moda, aunque todavía no lo podamos confirmar porque siempre lo vemos sin camiseta. Y es que ese truco es muy bueno para subir seguidores. Hace unas semanas Anna Ferrer organizó un viaje a Galicia donde fueron más amigos de ambos. Entre ellos Óscar Casas, el protagonista de Instinto, y hermano del conocido actor Mario Casas. Parece ser que es íntimo amigo de Iván Martín.

Fue en ese viaje de Semana Santa donde surgió el amor. Las largas charlas, los gustos comunes, las madrugadas de risas y el buen ambiente de aquel campamento hicieron que saltara la chispa. Iván es un amante del surf y claro, a Anna Ferrer no le quedó más remedio que probarlo y le gustó: "¿Quién me iba a decir a mí que me iba a gustar el surf? Pero como todo en la vida, es cuestión de probar", escribió en su cuenta de Instagram. 

Anna Ferrer es una chica muy natural y con la cabeza muy amueblada para su corta edad. Normal que Paz Padilla esté tan orgullosa y farde tanto de hija. Sus seguidores se multiplican diariamente. Todos quieren seguir las andanzas de la influencer. Siguiendo los pasos de su madre ella también se muestra tal y como es, tanto en forma de ser como físicamente. 

A Anna Ferrer le encanta el sol y la playa y siempre que puede escaparse de la capital madrileña aprovecha para disfrutar de un día muy veraniego. Ahora llega su mejor época. Y la disfruta en la mejor compañía. No estamos hablando de Iván Martín, sino de su Martina. La perrita de Paz Padilla y Anna. Es una más de la familia y siempre se la llevan a todos los sitios que pueden. Es parte de la familia. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mi compañera de viaje siempre 🚤 #martina

Una publicación compartida de ANNA PADILLA (@annafpadilla) el

La joven lució en bikini en un pantano. Subida a una lancha y abrazando a su Martina. Totalmente natural, sin ningún tipo de completo. A Anna Ferrer no le hacen falta ni filtros ni retoques de photoshop y eso se nota en la belleza natural de su piel. 

"Me pongo intensa, pero es que el día a día no nos deja reflexionar sobre lo importante", ha dicho acerca de la jornada en la que se tomó esta instantánea. Pues eso, viva la naturaleza. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad