Jennifer López y Alex Rodríguez | EFE

El azote a Jennifer López (y es Álex Rodríguez): el vídeo que lía la de Dios

stop

La publicación que pone patas arriba las redes sociales

26 de junio de 2019 (12:45 CET)

Cuando Instagram llegó a nuestras vidas, muchas celebrities vieron en esta red social una manera más que eficiente de ver como su figura crecía de forma exponencial en el panorama mediático.

Y Jennifer López es el mejor ejemplo de ello. La cantante del Bronx, que ya vivió su mejor época en el terreno musical, lo peta en las redes, donde acumula ni más ni menos que 95 millones de seguidores.

Si bien es cierto que está lejos de grandes nombres como Kim Kardashian, Ariana Grande o Selena Gómez, la del Bronx es una estrella. Tanto que incluso tiene muchas cuentas paralelas gestionadas por sus fans en las que podemos ver contenido inédito.

El vídeo que lía la de Dios

El problema es que en más de una ocasión este contenido no hace más que perjudicar a Jennifer. Y lo peor de todo es que es de forma involuntaria. El último vídeo publicado en una de estas cuentas es el mejor ejemplo de ello.

En él podemos ver a la cantante en el gimnasio realizando una serie de ejercicios junto a su pareja Álex Rodríguez. Sin embargo, no es que sean precisamente sus ejercicios y su estupenda figura lo que más ha llamado la atención de las imágenes y lo que ha provocado muchos comentarios en contra.

Ha sido un azote que le pega Alex a Jennifer en un momento dado lo que ha generado mucho revuelo en las redes. Muchos apuntan a que es un “gesto cariñoso” y que es “una muestra del amor que se tienen”. Otros, sin embargo, no se muestran precisamente tan a favor.

“¿Pero qué te crees que es una yegua o qué?”, “¿Por qué le pegas un azote?, ¿Es un animal o qué?, ¿Le estás ‘premiando’ por hacer bien los ejercicios?...yo alucino con este hombre” o “No se puede ser más machista por Dios” son algunos de los comentarios en este sentido.

Desde luego, por mucho que las intenciones de sus fans al colgar este vídeo eran más que buenas, el resultado ha sido más que desastroso.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad