Durísimo. Ana Obregón guarda silencio. Y va de Álex Lequio

stop

El empresario y la actriz están viviendo unos momentos muy complicados con el coronavirus

Ana Obregón llora

09 de abril de 2020 (13:02 CET)

Álex Lequio y Ana Obregón guardan absoluto silencio en sus redes sociales. Ellos que siempre han sido muy activos. Cada vez que no publicaban nada durante semanas, sus seguidores se preocupaban y los medios de comunicación descubrían lo peor. La enfermedad del empresario avanzaba o el tratamiento fallaba. En esta ocasión, no nos queremos poner en lo peor, pero la actriz y el empresario lo están pasando mucho peor que muchísimas personas. 

Esperanzados empezaban un nuevo tratamiento en Barcelona. Por este motivo debían instalarse en la ciudad Condal hasta principios de verano, como mínimo. Ahora esto podría haberse atrasado por la situación actual del país y del mundo. España se ve envuelta en la mayor crisis sanitaria de su historia. Los hospitales son ahora mismo un foco de infección y es el lugar más fácil de contagiarse del virus. Por este motivo las precauciones son máximas y se han cancelado muchas citas que no eran urgentes. La enfermedad de Álex avanza y el tratamiento no se puede parar. Sin embargo, el joven es una persona de alto riesgo debido al cáncer.

Álex LequioEste 9 de abril, hace dos años, la vida de Álex Lequio y Ana Obregón daba un vuelco de 180 grados. Se ponía patas arriba. La actriz y presentadora canceló todos sus proyectos y se marchó junto a su pequeño a Nueva York donde sería tratado de la enfermedad. Alessandro Lequio iba y venía constantemente mientras atendía sus compromisos con el programa de Ana Rosa. 

La familia se mantuvo en silencio durante varios meses. No hablaron hasta julio. El primero en hacerlo fue el patriarca. Decenas de periodistas se congregaron en un evento para conocer la última hora del estado de salud del joven. Ahora mismo el tratamiento de Álex Lequio se encuentra pausado, aunque no por completo. De todos modos todavía no ha podido ir a Barcelona. En cuanto se levante el estado de alarma, por su bien y por el de todos, esperemos que pronto, Álex volverá a Barcelona para asestarle un nuevo golpe a esta maldita enfermedad que bien seguro logrará superar como todo un héroe. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad