Drogas, internamiento y brotes psicóticos. David Bustamante y la música consternada con esta confesión

stop

Estupor ante las últimas revelaciones

David Bustamante con lágrimas en los ojos

19 de julio de 2020 (15:45 CET)

David Bustamante, como muchas personas de los 80 y los 90, fue fan declarado de Britney Spears, todo un icono en el mundo de la música que se ha ido diluyendo con el paso de los años. ¿El motivo? Sus excesos. Britney decepcionó a muchos de sus incondicionales por una vida personal salpicada por las drogas que han derivado en brotes psicótios e internamiento. 

Una cuenta de fans de Britney Spears, que son muchas, concretamente en @dirty2000s, con un texto original de Brandon Hase, muy próximo a la artista durante sus días de estrellato, resume la trágica y oscura trayectoria personal y profesional de la cantante. Este texto explica bien porque Britney se graba bailando y desfilando dentro de casa en las redes sociales y se ha convertido en viral. Sucesos trágicos para corroborar una historia de extrema oscuridad silenciada hasta ahora. 

El desgarrador texto, de hecho Paris Hilton dibujó un corazón roto con una cara de tristeza, cuenta toda la vida de Britney desde sus inicios, cuando era todo maravilloso, hasta la adicción a las drogas y sus consecuencias.

"Durante años ha estado muy controlada" dice el texto de Instagram, "tratada como un producto", algo que se ve reflejado, según el autor, en algunos de sus temas como "Lucky, Overprotected, Circus, Gimme More... Y en los videoclips, publicaciones en redes sociales, accesorios de las giras y sesiones de fotos que la muestran en muchas ocasiones en jaulas o con cadenas".

El autor cuenta que Britney tiene una voz muy parecida a la de Cristina Aguilera y para que no fuese un fracaso le obligaron a cambiar su voz si quería seguir trabajando, así que se situó en un tono más suave. "Esto no es saludable, y ha ido destruyendo su voz a lo largo de los años, por eso se sabe que usa playback". Incluso quería hacer un álbum en acústico pero le denegaron la idea porque no querían que mostrase su verdadera voz. 

"Antes de la crisis Britney estaba pasando por un divorcio público, tenía dos hijos menores de 2 años en ese momento y el foco mediático se centró en ella. Protagonizó portadas de revistas" y la lió en varias ocasiones mientras la perseguían los paparazzi, hasta las situaciones más embarazosas como intentar fotografiarla en un baño público.

"Después vino el momento en el que se rapó la cabeza, cuando se encerró en casa con sus hijos, cuando hablaba con acento británico o cuando empezó a usar peluca rosa allá donde iba, así como hacer la compra desnuda", una serie de sucesos que acabaron en hospitalización. Tras estos episodios "empujados por el abuso de las drogas" su padre ordenó su internamiento. "Ha intentado desengancharse, pero no lo supera", afirman otras fuentes. "Sus subidas y bajadas de peso dependen del consumo: cuando no toma la ansiedad le puede y come sin freno". 

Al tiempo, y en un momento de calma y disntancia del problema, volvió a trabajar y ha generar dinero, pero su padre volvió a meterse por medio. Su vida volvió a torcerse y regresaron los peores vicios y los problemas psíquicos más graves. "Su padre pidió a los tribunales la tutela permanente por una supuesta demencia temprana que sigue hasta hoy, desde hace doce años". 

Actualmente, Britney se encuentra bajo la tutela de su padre a pesar de los 38 años de la artista. "No se le permite hacer lo siguiente sin permiso: conducir un coche, casarse, tener hijos, gastar su propio dinero, ver en qué se gasta su dinero, ver a sus hijos, salir de su casa, contratar su propio abogado..." y mucho más. 

Actualmente su vida se conoce mediante los vídeos que publica en sus redes sociales. Profesionalmente es un producto obsoleto y degradado. En el mundillo todos sabían el drama interno de Spears, ahora lo conocen también sus incondicionales. Juguete roto. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad