mila ximénez

“Drogado todo el día”. Mila Ximénez (y todo Sálvame) apuntan a esta mujer

stop

La colaboradora del programa de Telecinco ovaciona su decisión

20 de mayo de 2020 (14:19 CET)

Mila Ximénez aplaudió a su compañero Alonso Caparrós tras su confesión. El colaborador participó en uno de los directos de Sofía Cristo en el que habla abiertamente de su adicción a las drogas. En esta confesión, Alonso Caparrós ha dado todo el agradecimiento a su pareja, Angélica Delgado. "Ella trabaja en un gabinete psicológico y tiene las herramientas para ayudarte y enseñarme lo que podía perder si seguía por ese camino".  

Caparrós ha vuelto a hablar de toda esa negra etapa que vivió. "En mi caso fue brutal, ya sea por genética o por las circunstancias, soñaba con montañas de cocaína y me atrapó de una manera bestial y esa sensación sigue latente. Fue una invasión", ha explicado. 

Alonso Caparrós vivió una dura etapa que ha querido recordar. El presentador recuerda que consumía cocaína para evadirse. "Era como esconderme, era más evasión de huir de mí mismo. Dependía de la época de mi vida. He pasado fases que eran cada 20 días o fases, de dos días", sentencia.  

Él sabía que no sería fácil dejarlo, pero ya no podía parar de consumir una vez que empezó. "Yo fui consciente desde el principio y desde ese momento, estuve con muchos tratamientos, y no pude con ellos. Y no sé por qué fue...", confiesa. 

Alonso afirma que ha tenido "muchos, pero que muchos miedos. No es que no quieras dejarlo, es que hay muchos miedos, muchas inseguridades. Miedo a lo que podamos sentir, miedo a lo que puedan decir, a quién esté en la sala de espera...", ha añadido 

"Estuve ingresado en la López Ibor, durante 10 o 15 días y luego estuve con un especialista las 24 horas del día durante siete meses. Me cuesta mucho contar mi experiencia porque yo he pasado por todos los tratamientos que te puedas imaginar y siempre he tenido un apoyo terapéutico", ha afirmado. 

El tertuliano da consejos a aquellas personas que consumen para dejar de hacerlo. "Es tener autodeterminación puesto que puede acabar con tu vida. Es una enfermedad que no inspira compasión. La sociedad ve a un drogodependiente y no da pena, no derrocha una lágrima", ha añadido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad