“Drogadicto y arruinado”. Kiko Matamoros no lo cuenta en Sálvame: VIP de España KO

El colaborador de Sálvame está muy afectado por la salud de un gran amigo

Fotografía: “Drogadicto y arruinado”. Kiko Matamoros no lo cuenta en Sálvame: VIP de España KO » Diario Gol
Fotografía: “Drogadicto y arruinado”. Kiko Matamoros no lo cuenta en Sálvame: VIP de España KO » Diario Gol

Es algo que sabe Kiko Matamoros, los colaboradores de Sálvame y media España. Además, él nunca ha ocultado sus problemas. La semana pasado os hablábamos de su último encuentro con la policía por defender a una acompañante esta vez lo hacemo de cosas peores. Él es Enrique San Francisco, quién visitó El Hormiguero el pasado lunes. El actor es conocido por todas sus anécdotas y vivencias. La vida del cómico ha sido algo turbulenta, con pasados oscuros, pero siempre ha conseguido salir a flote. Una vida que solo podría llevar el nombre de Quique San Francisco. 

enrique san francisco en el hormiguero

El artista ha concedido entrevistas a varios medios, entre ellos Mi casa es la tuya, Sábado Deluxe o El Hormiguero. El pasado mes de marzo aseguró estar «arruinado», después de ser estafado por varios promotores y agentes de su gremio, y que vivía en un hotel barato en las afueras de Madrid. Justo como cuando llegó a la capital para labrarse un futuro como actor y dormía en pensiones.

Enrique San Francisco no ha tenido ningún problema en hablar de su adicción a las drogas. Adicto a la heroína en los 80 y también a la cocaína. Su salud se vio afectada, como también su aspecto. El físico de Enrique ha empeorado considerablemente. Estos problemas hicieron que Rosario Flores le diese calabazas. La cantante prefirió apartarse de esos mundos. O la droga o ella y Enrique eligió lo más malo. 

En el amor las cosas tampoco le han funcionado, aunque asegura haber sido un Don Juan, aunque más bien ha sido él a quién le han roto el corazón, pero tampoco es algo que le quite el sueño. Ha tenido tres relaciones estables, pero todas ellas sin hijos. 

A Enrique San Francisco le han pasado centenares de cosas que podría escribir una saga más larga que la de Harry Potter y nos encantaría leerla porque el actor es un tipo, que lejos de sus problemas, mola. 

 

Publicidad