Desvelado esto de Bertín Osborne. Y es desgarrador. Nadie se esperaba algo así

stop

El presentador de Mi casa es la tuya se confina en su casa para proteger a su hijo Kike

Bertín Osborne

23 de marzo de 2020 (13:32 CET)

La situación de España por el coronavirus no mejora y los datos son cada día más preocupantes. Más de 25.000 casos contabilizados y 1.500 muertes. En los próximos días estas cifras aumentarán exponencialmente y podremos llegar a superar incluso a Italia, país más castigado por el virus. El país transalpino ya supera a China, tanto en contagios como en muertes. La ciudadanía está cada vez más preocupada, aunque por el momento no se endurecen las restricciones, pero ya se ha confirmado una prórroga de otros 15 días.

El coronavirus está sacando el lado más vulnerable de las personas. En tiempo de confinamiento muchas personas están lejos de sus seres queridos. Unos tienen la suerte de tener cerca a sus padres, sus hijos, su pareja o un grupo de amigos. Otros esta tragedia les ha pillado completamente solos. Algunos echan de menos a las personas que tienen lejos y otros a los que ya no están. Todo el mundo tiene ganas de abrazar y besar, de decir te quiero una y otra vez.

Bertín Osborne recibe un duro golpe. El cantante de rancheras está muy preocupado por la salud de su hijo Kike y ni él ni Fabiola se despegan ni un solo momento de su lado. El mundo entero, especialmente España, en su caso, se enfrenta a la batalla contra el coronavirus, una epidemia que ya se ha llevado solo en este país a más de 600 personas. La mayoría de ellas personas mayores o con enfermedades crónicas. Precisamente el hijo del presentador entraría dentro de este último grupo que estaría en peligro y con el que se deberían tomar todas las medidas necesarias. 

“Hay que procurar que la curva se infección baje o se estabilice y de esa manera se podrá conseguir que no haya avalancha en los hospitales”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya preocupado, pero muy consciente de la situación. “Yo procuro hacer las cosas más o menos bien, pero si tiene que pasar, pasará. Hay que mentalizarse, procurar que la gente mayor tenga más cobertura o que esté más cuidada, pero fuera de eso…”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya. 

Su hijo Kike debe mantener unos cuidados especiales que se intensificación con esta situación: “Por mi hijo Kike y por mi padre tenemos muchísimo cuidado con todo esto. No hemos ido a ningún sitio público que yo tenía previsto varios”, admite Bertín.

Además Bertín Osborne no está pasando un buen momento profesional. Por culpa del coronavirus muchos de sus proyectos han quedado cancelados, aunque se programarán, algunos, para más adelante. "Sí, a mí este mes y el que viene, todo lo que tenía me lo han pospuesto parece, no es anulación total, pero sí que han cancelado siete u ocho cosas importantes, claro, esto es una catástrofe para todo el mundo. […]   Miguel Ángel Revilla en Santander tenía una feria internacional que yo iba a ir a acompañarle. En Carmona, al lado de mi casa, el día de la mujer trabajadora íbamos allí a saludarlas a todas en un teatro y tampoco lo vamos a hacer. Todo eso sí que hay que cuidarlo". 

Bertín Osborne ha narrado en primera persona como pasa estos días de confinamiento. "Aquí estoy en el destierro, como todo el mundo. Estoy en Sevilla en el campo. Nosotros gracias a Dios tenemos más suerte porque nos podemos mover aquí dentro, lo llevamos mucho mejor, no nos podemos quejar. Tenemos mucho más espacio. No nos hemos movido de aquí, no hemos salido fuera de los límites de la finca", explica  y asegura que solo una persona entra y sale de su finca.

"Hay una sola persona que es la que sale a comprar comida y medicina. Llevamos aquí diez días, estamos relativamente bien, gracias a Dios y por suerte mejor que muchos a los que mando un abrazo enorme".

Bertín Osborne, Fabiola y su hijo Kike

Aún así le echa humor a la situación: "Aquí hay que tener una habitación para chillar, en todas las casas tienes que tener un cuarto para que uno se meta ahí y chille. Hemos enseñado a mi hijo Carlos a jugar al mus, lo hemos hecho fatal porque ahora tiene una suerte el tío con las cartas que nos está dejando desplomados".

Además, Bertín se siente un auténtico privilegiado: "Tengo más suerte porque no estamos encerrados dentro de casa. A mí se me pone los pelos como escarpias cuando veo muchas imágenes que veo en televisión de gente que no respeta esto, esto es algo muy serio. Es fundamental que nos quedemos en casa, en el momento que se pare la curva me voy a tirar 48 horas metido en el bar":

Y sobre Fabiola, Bertín Osborne bromea: "Llevo sin verla toda la tarde, está metida en el gimnasio porque está haciendo un reto. No se la puede ni saludar si quiera porque te chilla".

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad