Despedida durísima. Muere y aparece esto. Chelo García Cortés llora su pérdida

stop

La colaboradora de Sálvame muy afectada por su fallecimiento y más al leer estas palabras desgarradoras

Chelo García Cortés llora

15 de junio de 2020 (11:57 CET)

Sálvame ha recibido tres duros golpes. Han cambiado su parrilla para informar de tres celebridades que desgraciadamente han perdido la vida, todas ellas contra el temido cáncer. Álex Lequio, Pau Donés y Rosa María Sardá. En las tres ocasiones tanto Chelo García Cortés como el resto de colaboradores se han quedado devastados. No podían oculta las lágrimas de sus ojos. Todos los colaboradores de Sálvame son compañeros de profesión de Xavier Sardá, quién peor lo está pasando estos días. Actualmente se encuentra como colaborador de Al rojo vivo en La Sexta, pero eso no importante en estos momentos. Todos le han enviado mensajes de ánimo y cariño. Incluso también al hijo de la artista, el actor y productor Pol Mainat. 

Estos días Xavier Sardá se encuentra en un perfil bajo. Está pasando el dolor con el apoyo de su familia. La pérdida es todavía reciente y aunque en cierta forma estaba preparado para ello nunca se lo llegó a imaginar. A los Sardá la vida no les ha puesto el camino nada fácil. Rosa María Sardá era su otra mitad. En el tanatorio, el catalán se mostró muy afectado en compañía de su mujer. Para él, su hermana fue como una madre. 

xavier sardáEl periodista ha pedido utilizar su columna semanal de El Periódico, donde colabora habitualmente, para rendirle un sentido homenaje a su hermana con una carta desgarradora. "Esta sección tiene una lectora menos. No es una lectora cualquiera. Ha sido una lectora crítica, apasionada y entusiasta. Habitualmente me enviaba sus comentarios por WhatsApp y, cuando el tema lo requería y era de mayor envergadura, había llamada", empezaba diciendo. 

Reconocía que de esa lectora había aprendido todo lo que sabe: "de esta lectora he aprendido a decir lo que pienso sabiendo que, por tanto, no es posible gustar a todo el mundo". Xavier se disculpa con sus lectores por si a alguien le molesta que hable de su hermana, pero lo necesitaba para sacar todo lo que llevaba dentro. "Sin mi lectora me he quedado bastante solo. Digo 'bastante' para hacerme el distante. La verdad es que la falta de mi lectora es irreparable. Creo que hablaré con contabilidad y que no me paguen este artículo. Es un artículo que no lo es".

Concluye con un bonito agradecimiento a su hermana. "Agradezco a mi lectora que me haya enseñado a ver el mundo con su apasionante temperamento y su enorme cultura. Adiós, lectora".

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad