Desgarrador. Muere su hija de 8 años. Compañera de Gema López hace llorar a toda España

stop

La colaboradora de Sálvame puede imaginar como se siente esta madre tras perder a lo más importante de su vida

gema lópez triste al conocer la noticia del cáncer de mila ximénez

23 de junio de 2020 (11:44 CET)

Gema López puede saber perfectamente cómo se siente Adela González, quién perdió el mes pasado a su hija a los 8 años de edad a causa de un cáncer que padecía. La colaboradora de Sálvame también tiene una hija pequeña, su ojito derecho, y se moriría si tuviese que despedirse de ella. Desde Sálvame abordaron el tema con mucho dolor y le dieron todo el apoyo y ánimos. 

Este año está siendo muy difícil para todos, especialmente para aquellas personas que han perdido a un ser querido, a causa del coronavirus o cualquier otra enfermedad, como es el caso de Ana Obregón con su hijo Álex Lequio o Adela González con su pequeña Andrea. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Y el mundo se puso a sus pies! Hasta siempre vida mía! #amordemadre #misirenita #tequiero #maitezaitut #iloveyou #love

Una publicación compartida de Adela González (@addelagonzalez) el

Fue la periodista quién comunicó la triste noticia en sus redes sociales. Ahora hace justo un mes, su hija perdía la vida con tan solo 8 años de edad después de una larga lucha contra un cáncer de pulmón. Han sido unas semanas muy duras para Adela, por este motivo ha guardado silencio en las redes sociales hasta hoy. Adela ha escrito una emotiva carta con la que ha querido agradecer a todas las personas que han estado a su lado en estos momentos tan difíciles. 

Ha publicado una emotiva carta en el medio Noticias Navarra, en la que además ha recordado a su hija con todo el amor del mundo. El relato es de lo más desgarrador y profundo. “La vida cambia en un minuto”, inicia la periodista su carta llena de verdad y sentimiento. Durante el relato, Adela cuenta como fue cuando a su hija pequeña le diagnosticaron el Carcoma de Ewing, cómo afrontaron el tratamiento, cómo fueron las visitas a la UCI pediátrica o cómo la inocencia de Andrea ayudaba a todos a afrontar la lucha.

Adela solo tiene palabras de agradecimiento, dentro de su dolor, para médicos, enfermeros, auxiliares y padres de otros niños que han pasado por la misma enfermedad, así como familiares, amigos y compañeros. 

También ha tenido bonitos recuerdos con la pequeña como cuando el tumor dio “una pequeña tregua” y “pudimos disfrutar de un verano maravilloso”. O cómo el mayor deseo de Andrea era tener un perro y en los últimos días “fue dueña de dos”.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad