Desgarrador. Hijo enfermo. Kiko Matamoros y España estremecida. Madre muy famosa cuenta su lucha

stop

El colaborador de Sálvame aplaude a sus compañeros por estas palabras y su labor

Kiko Matamoros

16 de julio de 2020 (14:10 CET)

Kiko Matamoros, el colaborador más duro de Sálvame, es un gran amigo de Bertín Osborne. Ambos comparten aficiones y están muy unidos. El tertuliano admira al presentador en la lucha incansable de éste contra la enfermedad de su hijo Kike. Tanto el presentador, como su mujer, Fabiola Martínez, se vuelcan en los cuidados del pequeño. Kike ya tiene 13 años y es el ojito derecho de sus padres. Durante este confinamiento se han trasladado a la finca de Sevilla para que los pequeños tengan espacio suficiente para moverse y no se sientan encerrados. Además, de esta forma Kike ha podido continuar con la recuperación y no perder el hilo estos meses. 

Fabiola Martínez está muy involucrada en la Fundación Bertín Osborne. Desde casa ha desarrollado un proyecto para las redes sociales llamado Cuéntame desde casa, donde la empresaria trata temas de interés junto a profesionales expertos en el cuidado de personas con discapacidad. Estos vídeos han ayudado a muchas familias que se encuentran en situaciones similares como las de Bertín y Fabiola.

Bertín Osborne, Fabiola y su hijo Kike

Tal y como ella cuenta, aunque en sus compromisos profesionales se han tomado un descanso, en la salud de Kike no se lo pueden permitir. En el caso del adolescente, parar significa retroceder y eso no está en sus planes. Durante cierto tiempo no han podido contar con terapeutas y ha sido Bertín y Fabiola quiénes se han encargado de ello. Sin embargo, no es fácil. Con un niño aún, pero Kike ya mide 1,70 y pesa 50 kilos. Debido a parálisis cerebral, el cuerpo de Kike permanece inmóvil y es mucho peso para una persona no especializada. Hace unas semanas retomaron los entrenamientos en la piscina, como mostró Fabiola en las redes sociales, quién se muestra muy orgullosa de los avances de Kike. 

Fabiola cuenta que se han adaptado a la situación, igual que poco a poco lo hace Carlos, el hermano de Kike, quién antes veía a Kike como su hermano y ahora ve que padece una enfermedad. Le ayuda, le corrige las posturas, le hace de compañero y terapeuta. La relación entre Bertín y Fabiola se ha fortalecido. Se han ayudado mutuamente. 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad