Demoledor: Ana Obregón fotografiada así en plena calle: Alessandro Lequio, roto

stop

La presentadora y actriz se deja ver por fin en compañía de una de sus hermanas

ana obregón

17 de junio de 2020 (12:41 CET)

No son tiempos fáciles para Ana Obregón y Alessandro Lequio. La presentadora y el duque se despedían de su hijo Álex Lequio el pasado 13 de mayo. El cáncer le ganó la batalla a los 27 años de edad. Pasó dos años luchando contra esta temida enfermedad. La actriz dejó de lado todos sus compromisos profesionales para dedicarse al 200% en su hijo, el motor de su vida. Así lo hizo hasta el final. No se separaron en ningún momento. Antes de ingresar en Barcelona, Ana Obregón ya era conocedora de la noticia. No se podía hacer nada. 

Durante este mes la bióloga ha estado arropada en todo momento por su familia. Los Obregón son una piña y se turnan para no dejarla nunca sola. Intentan animarla, pero es muy difícil. En este mes Ana solo ha salido de casa en una ocasión. Para ir a llevar flores a la tumba donde se encuentra el cuerpo sin vida de su hijo. La semana pasada también se reunió con sus familiares para celebrar el cumpleaños de su madre. 

Las últimas palabras de la actriz han preocupado a sus familiares, amigos y seguidores. Algunos creen que está pidiendo ayuda a gritos. Sus hermanas, las únicas que hablan con la prensa, aseguran que está bien, tranquila. En sus últimas publicaciones de Instagram pide a Dios poder estar de nuevo con su hijo y su fiel compañera, quién falleció tan solo tres semanas después. 

Ana Obregón se dejó ver el pasado martes de riguroso negro en compañía de su hermana Celia para acudir a una iglesia cercana. Después de estar unos minutos en su interior, salió cabizbaja para desplazarse de nuevo hasta casa de su hermana Amalia. El aspecto de la actriz ha preocupado a todos sus seguidores. Como también lo hizo Alessandro Lequio, quién apareció dando un paseo con su hija pequeña muy desmejorado. 

ana obregón acude a la iglesia“Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No sé como decirlo”, escribía en la última de las misivas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad