“Demacrada, sin bótox, ni ácido”. Jennifer López pillada por los paparazzi

stop

La imagen que deja por los suelos a la cantante americana

Jennifer López  | EFE

02 de octubre de 2019 (14:45 CET)

​Jennifer López hace ya mucho tiempo que estás situada en lo más alto en las listas de celebrities más conocidas. Por mucho que la cantante americana lo petar a finales de los años 90 y a principios de los 2000, JLO no ha dejado de crecer desde entonces.

Todo lo contrario. Pasan los años y el mundo JLO no para de crecer. Han ayudado, y mucho, a ello las redes sociales. Es más, no son pocos los que garantizan que buena parte del éxito que la artista viene dado por su gran labor de comunicación y gestión de su imagen a través de las diferentes redes.

Con ya 50 años cumplidos, muchos siguen considerando a la de Nueva York como una de las mujeres más sensuales del planeta. Y todo gracias a sus videoclips, sus publicaciones en las redes y a esos reportajes en las revistas que tanto le favorecen.

La foto de Jennifer López

El problema es que, como ocurre con otras celebrities, cuando la realidad asoma llegan los sustos. Sustos como el que se han llevado ahora muchos de los seguidores de la artista al ver una foto en la que no es que Jennifer luzca precisamente su mejor cara.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mamaaaa 💖💖 #jlo #allihave #allihavefinal15 #secondact #onthe6 #milanfashionweek

Una publicación compartida de Jennifer Lopez Source (@jlo.source) el

Una foto en la que vemos a JLO pillada por los paparazzi y que ha generado un buen número de comentarios negativos. “Demacrada, sin botox, ni ácido”, “Qué fea por Dios”, “Esta mujer a la que le quitas el Photoshop lo pierde todo”, “Se nota que tiene ya 50 años”, “Qué fuerte”, “Nada que ver con las fotos y los vídeos que cuelga en su Instagram” o “Qué bestia, cómo engañan” son tan solo algunos de los muchos comentarios que ya están circulando junto a una imagen que, desde luego, Jennifer pagaría por poder borrar.

Pero no puede. Como ella misma sabe, no todo es positivo en las redes sociales. Por un lado le ayudan, y mucho, y por otro no perdonan a la hora de buscar sus peores momentos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad