Gema López en Sálvame

¡De ganar 900 euros a 90.000! Y no es Gema López: ¡VIP de España en el punto de mira!

stop

La colaboradora de Sálvame se queda alucinada con la evolución laboral de una mujer

17 de enero de 2020 (11:41 CET)

Los inicios de Gema López, como el de muchos otros, no ha sido fácil. Lo suyo le ha costado ganarse una silla en Sálvame y ser una de las tertulianas de televisión más profesionales y mejor valoradas por los espectadores. De hecho, ella siempre ha mantenido su vida privada en un segundo plano y ha ejercido en todo momento como periodista. 

Hace unos meses Mediaset, gracias al programa Toma Salami, recuperó un vídeo en el que Gema López debutaba como reportera en los informativos de Telecinco tras finalizar su carrera de periodismo. Era la década de los 90. Una jovencísima Gema narraba los hechos con total profesionalidad. Ya apuntaba maneras. Después siempre ha estado vinculada con la prensa del corazón. Primero en ¿Dónde estás corazón? y después en Sálvame, donde lleva mas de diez años. 

Son muchos los que hablan de sus ingresos, pero no es a quién la vida le ha dado un giro tan radical. Sorprende mucho más la vida de Irene Montero. En tan solo ocho años, la número dos de Podemos ha logrado pasar de cajera y soltera a ministra y madre de familia numerosa, casi nada. 

Tras tener una relación con Pablo Iglesias la vida de Irene dio un giro de 180 grados. Pasó de cobrar 900 euros a los 90.000 actuales con tan solo 31 años. 

Irene Montero comenzó a coquetear con la política a los 15 años, cuando se afilió a las Juventudes Comunistas (UJCE) y a los 23 se plantó en la Puerta del Sol como parte del movimiento 15M, también conocido como el movimiento de los indignados. Ese mismo año (2011) se licenció en Psicología y trabajó como cajera en una cadena de supermercados para contribuir en la economía familiar. Estaba soltera y vivía con sus padres, Clemente (un empleado de mudanzas), y Adoración (educadora).

En 2014 se unió a la formación violeta para dirigir el gabinete. Poco a poco se fue acercando más a Pablo Iglesias y conectaron. El roce hizo el cariño y ahora se han hecho inseparables. Aunque los inicios fueron duros ya que pasaron por una pequeña crisis y se distanciaron. Ahora viven felices con sus hijos en el chalé de Galapagar. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad