Kiko Hernández

De estrella de la tele al alcohol. Kiko Hernández no lo cuenta en Sálvame: Drama durísimo

stop

El colaborador de Sálvame está muy afectado por lo que acaba de descubrir

12 de diciembre de 2019 (12:27 CET)

Como cambian los tiempos. Kiko Hernández todavía no se cree que alguien con quién disfrutaba en su infancia haya destrozado su vida. Aunque han pasado muchísimos años desde que pisaron la televisión y enloquecieron a toda una generación, todo el mundo sabe quién son los payasos de la tele. La queridísima familia Aragón con el adorable Miliki al frente. Míticas canciones como Don Pepito y Don José o el ratón de Susanita. "¿Cómo están ustedes?", preguntaban cada día a los espectadores. "Bien", contestaban gritando y radiando de felicidad por ver de nuevo a sus payasos favoritos. Pero ya no están tan bien como antes.

No siempre se ríe. A veces la vida te da duros golpes. Alfonso Aragón Sac, quién daba vida al mítico Fofito, se hizo popular en la década de los 70 y 80 junto a Gaby, Fofo, Miliki y Milikito. Todos ellos vestían con una larga camiseta roja, zapatos extragrandes, del número 50 por lo menos, y lucían una nariz roja. Ya no vemos payasos en la tele o por lo menos no vestidos de rojos y haciéndonos pasar un buen rato. 

Fofito concedió una entrevista para el diario El Mundo donde narro su episodio más oscuro por culpa del fallecimiento de Miliki. "Me dio por hacer el tonto con la bebida. Gracias a Dios, tuve a gente que me sacó. Ahora no me dejan tomar ni vinagre de vino. Tengo que echarle limón a la ensalada", cuenta. Hoy en día sigue siendo payaso. Trabaja en un circo de las afueras de Madrid, no gana mucho, pero es feliz con su profesión. "No me dejan anunciar ni tabaco ni preservativos".

Alfonso Aragón todavía sigue anclado en el franquismo y habla con orgullo del dictador, además de expresar su opinión sobre su exhumación. "Una vez le contaron que había uno incendio en TVE y lo primero que preguntó fue '¿Le ha pasado algo a Fofó'?". Evidentemente, considera un circo lo que hicieron con la exhumación del dictador: "Los muertos hay que respetarlos. Franco sacó a España de la miseria. Nos dio sandalias, luego zapatillas, luego una vespa y después un 600"

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad