Cristina Pedroche o su primer casting en televisión (“Ya tenía pinta de loba”)

stop

Como Sara Carbonero, la vallecana es el vivo ejemplo de chica empleada por su físico

Cristina pedroche posa en ropa interior para la revista 'Mine'

26 de julio de 2018 (21:02 CET)

Llegó a la televisión cuando todavía era una pipiola. Pero su encanto personal y esa belleza que la caracteriza catapultaron a Cristina Pedroche a la fama.

Sí, el físico también fue decisivo, como en el caso de Sara Carbonero. Ella misma lo comentaba en su primer casting: “Normalmente no voy así vestida por mi barrio”.

Estuvo graciosa y extrovertida como es ella. Por esto no le importó ponerse a cantar y bailar con su desparpajo habitual. Y así comenzó a trabajar para La Sexta.

Aunque no todo fue tan fácil. Cuando le preguntaron si se sabía algún chiste, dijo que no. Y lo mejor que se le ocurrió fue contar los piropos que le sueltan por el barrio, algo que pareció gracioso a la gente de casting de Sé lo que hicisteis.

Tras esa primera prueba, destapada por Frank Blanco en Zapeando, la Pedroche empezó a caminar en televisión. Ocho años después, no le ha ido nada mal. Pero debe andarse con ojo.

Hubo un tiempo en que su imagen salía muy reforzada, cotizaba al alza. Pero desde que se empezó a adelgazar, cada vez tiene más haters en su contra. Cristina ya no es lo que era.

Hay, incluso, quien le pega palos por aquella primera prueba en La Sexta. Y no se quedan cortos: “Ya tenía pinta de loba”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad