Cristina Pedroche o destrozan a David Muñoz (y DiverXO): “Esta basura no se la come ni mi perro”

stop

El peor plato del chef con tres estrellas michelin

David Muñoz

15 de enero de 2019 (12:46 CET)

MasterChef Junior 6 vivió su gran final el pasado domingo 13 de enero en horario de máxima audiencia. Después de un duro duelo culinario entre Pachu y Josetxo, el madrileño se proclamó ganador de la edición y cogió el testigo de Esther, ganadora de la quinta etapa. Pero para llegar a la victoria tuvieron que pasar por duras pruebas. 

Los cuatro finalistas se enfrentaron a dos grandes retos de alta cocina. En un primer lugar, los concursantes debían reproducir un plato de Ángel León siguiendo sus pasos. El chef del mar les metió en un buen lío, pero consiguieron salir airosos, unos más que otros, en especial Pachu, ganadora de la prueba y primera finalista. 

David Muñoz, conocido en el programa por participar en casi todas sus ediciones Junior, se encargó del reto de exteriores. Los tres concursantes debían reproducir, en su propio restaurante, un menú de seis platos. Y entre ellos estaba el plato de la polémica, realizado por la pequeña Candela

Nadie entendió el concepto del chef de su particular bocadillo de calamares. Un plato típico en la gastronomía madrileña. Una barra de pan repleta de calamares y algo de salsa. Un bocada contundente. Pero para el marido de Cristina Pedroche no es así. Haciendo uso de la cocina moderna, tan adaptada a nuestra vida, hizo una reconversión. 

"En realidad es un bocadillo de calamares al vapor", explicó el chef de DiverXO, quiso dejar claro que se trataba de un dumpling (pequeñas porciones de masa rellena que provienen de la cocina china).

"Lo servimos con esa servilleta porque está inspirado en esos bocadillos de calamares de toda la vida de Madrid".

Las críticas no tardaron en llegar. Las temidas redes sociales se hicieron eco de su particular visión del bocadillo de calamares y no pudieron dejar de reír. "Esta basura no se la come ni mi perro", dijo un usuario. Otros se reían del tamaño. "Eso no es un bocadillo, es un bocado". 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad