Cristina Pedroche gana más de 5.000 euros por 1 minuto de trabajo

La colaboradora de Zapeando y mujer de David Muñoz Cristina Pedroche vive su mejor momento económico gracias a las redes sociales

Cristina Pedroche
Cristina Pedroche

Cristina Pedroche ha sabido encontrar su sitio mejor que nadie dentro del panorama de celebrities de nuestro país. Y lo está demostrando ahora. Como bien podemos ver en su cuenta de Instagram, cada vez son más las publicaciones de la mujer de David Muñoz en las que la de Vallecas promociona algún producto.

No es que sea precisamente casual. Y es que, teniendo en cuenta que ahora los restaurantes de su marido, en los que ella tiene también una participación, están cerrados, Cristina esta dando rienda suelta a su vena de instagramer y de it girl.

Algo que, desde luego, se le da más que bien. Entre otras cosas porque, como ocurre también con otros grandes nombres del mundillo como son Sara Carbonero o Paula Echevarría, ha llegado un punto en el que es Pedroche la que elige con quien quiere colaborar y con quien no.

La vena it girl de Cristina Pedroche

Una Pedroche que, como apuntan en Informalia, puede llegar a cobrar ni más ni menos que 5.000 euros por colgar una foto en su cuenta de Instagram con algún producto patrocinado. Un trabajo que apenas le lleva poco más que un minuto y que, desde luego, es más que beneficioso para sus intereses económicos.

Son muchas las marcas que acuden a ella siendo conscientes de que, por mucho que en el caso de Cristina la polémica siempre le acompañe, todo lo que toca lo acaba convirtiendo en oro.

En los últimos días hemos podido ver varias publicaciones en las que Pedroche publicita, entre otras cosas, productos de belleza así cómo básculas y aplicaciones de bienestar. Una nueva vena más comercial de Cristina que, si bien es cierto que en muchas ocasiones habíamos visto, también lo es que ahora está explotando como nunca.

Cristina Pedroche
Cristina Pedroche

Tras su reciente mudanza a La Finca, una de las urbanizaciones mas VIP de España, y tras el cierre temporal de los restaurantes de Muñoz, parece que es Cristina la que está tirando ahora del carro. Ella, eso sí, encantada.

Publicidad