¡Crisis! María Patino no puede esconderlo. “Van a acabar muy mal”. Última hora

stop

La colaboradora de Sálvame se enfrenta a él en su día más decisivo

Belén Esteban con María Patiño

17 de abril de 2020 (12:19 CET)

Sálvame arde. Los colaboradores del espacio conviven juntos en el mismo plató desde hace más de diez años. Es uno de los programas más longevos de la televisión y no hay nadie ni nada que pueda hacerle frente. Cuando los espectadores creían que lo habían visto todo de ellos se sorprenden aún más. Tantos años juntos dan para muchas anécdota y muchas rencillas del pasado empiezan a destaparse, como las indirectas que le lanzó Belén Esteban a Jorge Javier Vázquez

Y sí, aún hay más. María Patiño también tiene algo que reprochar al presentador de Sálvame. El pasado sábado en el Deluxe, el de Barcelona ya hizo saltar la vena de la gallega y cayó algo que no quiso contar. El miércoles volvieron a verse las caras porque en esta ocasión a Patiño le tocaba valorar a Jorge Javier Vázquez, según si era una persona elitista, clasista y soberbia, entre otros adjetivos.

María Patiño cuenta una anécdota¿Podríamos acabar peleados?”, le preguntó Vázquez a Patiño antes de entrar en valoraciones. "Estoy casi convencida de que sí y me duele mucho porque no es el momento, no me sobran amigos, me faltan amigos”, respondía ella.

Y es que la colaboradora llevaba ya horas dándole vueltas a la cabeza. “Sabía a lo que me enfrentaba hoy y vengo decidida a compartir con España lo que pienso de ti”, comentaba la gallega y apuntaba: “Últimamente no sé si es bueno o malo”.

“Todas las parejas pasan crisis”, le decía él y ella lo tiene claro: “Estamos en crisis, la estamos comenzando, pero si queremos la podemos superar”. Ambos estaban dispuestos a perdonarse, pero antes había que saldar las cuentas pendientes. "Van a acabar muy mal", escribían en redes. 

María Patiño no quería hurgar más en la llaga al ver la presión a la que estaba siendo sometido el periodista. Por este motivo le regaló los oídos. "A veces no me he sentido bien trabajando contigo en los últimos días y acabo de entender el porqué, me he liberado de mis demonios". 

 "Le ve cero clasista, nada elitista aunque con “muchos ramalazos” de soberbia cuando está enfadado". Además, le considera “bastante egocéntrico” pero nada pelota: “No está en su vocabulario”.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad