Carlos Lozano estrena cara. ¡Rafa Mora y todo Sálvame alucinados! Ojo a la foto

stop

El presentador y colaborador de Supervivientes regresó a la televisión tras su retiro

carlos lozano

04 de marzo de 2020 (09:00 CET)

¿Dónde estaba Carlos Lozano? Era la pregunta que se hacían todos los espectadores del universo Mediaset. Tras su participación en Supervivientes 2019 y la de las dos mujeres de su vida en GH VIP 6, donde el presentador fue de plató en plató, decidió tomarse un año sabático. Incluso en sus redes sociales hacía semanas que no publicaba nada. 

El presentador ha reaparecido esta semana en el debate de Supervivientes visiblemente cambiado. El colaborador llega tras dos semanas de iniciarse el concurso como refuerzo para hablar sobre los concursantes en la isla. Lozano llega totalmente renovado, por dentro y por fuera, aunque ha sido más visible en su rostro. El tertuliano podría haber pasado por quirófano. 

Carlos LozanoNi una sola arruga y la cara estirada. El ex de Míriam Saavedra podría haberse inyectado bótox, o algún tipo de ácido que le haya estirado el rostro. Pero no es el único retoque. Hace unos meses ya pasó por quirófano para someterse a la última moda, un injerto capilar. Casualmente todas sus desapariciones repentinas van ligadas a un retoque estético. 

El presentador ha vendido la casa de Navacerrada y lo ha invertido en dos pisos de Madrid, uno en el Retiro y otro en el barrido de Salamanca, según han informado en El programa de Ana Rosa. La venta de la casa se ha efectuado por 995.000 euros, casi un millón. 

De esta forma Carlos Lozano ha demostrado que no tiene ningún problema económico. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad