Carla Barber y Diego Matamoros queman la VISA en un 3 estrellas Michelin

Diego Matamoros y Carla Barber consiguen por fin su sueño después de haber sido anulado el pasado 22 de agosto

Diego Matamoros
Diego Matamoros

Diego Matamoros y Carla Barber siguen unidos, a pesar de los rumores de crisis. La pareja se dejó ver en una cena con toda la familia Matamoros, sin Anita. Pero no es la única vez que han decidido quemar la VISA. Ambos llevan una vida a todo lujo. El pasado 22 de agosto se quedó sin cumplir una de sus mayores fantasías. La médica ansiaba ir a cenar al restaurante Aponeniente del chef Ángel León, con tres estrellas michelin. Sin embargo, debido a la actual crisis sanitaria, el establecimiento tuvo que echar el cierre y anular la reserva de la pareja.

Barber y Matamoros volvieron a reservar una vez que el restaurante abrió de nuevo sus puertas. Lo hicieron para este sábado 10 de octubre, y tal y como ha podido saber Jaleos, en esta ocasión si que han disfrutado de esta comida.

Fotografía: Carla Barber y Digo Matamores queman la VISA en un 3 estrellas Michelin

Llegaron al restaurante muy informales y discretos, sin querer llamar la atención, sobre las 14:30 horas. Fueron los últimos en llegar. El menú del día consta de 5 aperitivos, 12 platos y dos postres. En todos ellos el mar es el gran protagonista. El precio es de 215 euros sin maridaje. Si añaden los vinos ascendería la cuenta a un valor de 315 euros por persona. Es decir que Barber y Matamoros podrían haberse gastado un mínimo de 430 euros o un máximo de 630 euros por una comida. Un manjar que está al alcance de muy pocos.

Dos horas después, sobre las 16:30 horas, dieron por finalizada esta experiencia gastronómica. Varios testigos presentes en el restaurante aseguran que el cocinero se hizo una fotografía con la pareja. Una imagen que de momento no se ha visto en las redes sociales.

Desde que Carla Barber sufrió un robo a las puertas de su cabeza, la pareja decide ser más cauta a la hora de publicar cosas en sus redes sociales. No quiere hacer ostentación de nada, a pesar de su calidad de influencers. La pareja pasó el fin de semana en Sevilla.