“Cáncer terminal”. Karol G calla. “Acaba de morir”. Última hora

stop

La muerte que nadie llora en Colombia

Karol G

07 de febrero de 2020 (12:04 CET)

Por mucho que Karol G y muchas otras cantantes colombianas prefieran no hablar del tema, en Colombia no se habla de otra cosa. Y es que, tras luchar contra un cáncer de esófago, un “cáncer terminal”, como ya apuntaron los médicos, Jhon Jairo Rodríguez acaba de morir”.

El sicario más famoso del narcotraficante Pablo Escobar fallecía a sus 54 años la madrugada de este jueves en Bogotá. Jairo Rodríguez, más conocido como Popeye, es era considerado por muchos en Colombia como “uno de los mayores criminales de la historia del país”.

Una muerte que nadie llora

De la mano del cártel de Medellín, el colombiana llegó a asesinar a más de 300 personas con sus propias manos y a participar indirectamente en el asesinato de más de 3.000 personas.

PopeyeUn personaje odiado en Colombia entre otras cosas porque en ningún momento, pese a pasar muchos años en la cárcel, mostró el más mínimo signo de arrepentimiento. Incluso era frío en sus declaraciones.

“Que diga el patrón: vaya a matar a ese niño y yo ir a dispararle a la cabeza, no, de eso no soy capaz yo. Tampoco de matar a un sacerdote. Una vez íbamos a matar al obispo de Medellín, que estaba a favor de la extradición (de mafiosos a Estados Unidos), y el patrón me llamó a mí y le dije, naranjas, a mí esa sangre de cura no me gusta, yo soy muy rezandero”, apuntaba a El Mundo hace un tiempo.

Eso sí, parece que al final los astros se alienaron y Jairo ha tenido la muerta que no quería tener. Y es que aseguró hace un tiempo lo siguiente: “Hay una cosa muy clara, estoy retirado del crimen, pero si yo veo que vienen tres tipos a matarme, les doy más plomo que mi Dios paciencia. Prefiero morir en una lluvia de balas que enfermo”. En su caso, ha muerto enfermo.

Una muerte que muchos celebran en Colombia y, sobre todo, en Medellín, donde el sangriento rastro de Popeye será desgraciadamente recordado durante muchos años.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad