Pedro Almodóvar y Penélope Cruz

“Borracha perdida”. Penélope Cruz y el mundo de cine alucinan con esta foto

stop

No es oro todo lo que reluce

28 de abril de 2020 (18:03 CET)

Hay actores que las personas idealizan por la manera en que se ven en las películas, pero en realidad no conocen cómo son en su vida cotidiana. Ahora con el crecimiento del mundo digital, la posibilidad de percibir a los personajes un poco más a fondo se ha vuelto una realidad. Recientemente, Penélope Cruz y el mundo de cine han alucinado al ver a una de las más grandes estrellas pasada de copas. ¡Nadie se lo habría imaginado!

Quien llamó a todas las miradas con su borrachera fue Meryl Streep. Sí, la icónica actriz de 70 años con una infinidad de películas que fascinaron al público, demostró que tiene debilidad por la bebida. 

Se trató de una fiesta, pero, debido a la situación actual, presentó una modalidad virtual. El motivo de la celebración fueron los 90 años de Stephen Sondheim, compositor y letrista neoyorquino que ha hecho creaciones fantásticas. Otro de los motivos se trató de los 50 años del musical estrenado en Broadway llamado Company. 

meryl

Estos motivos hicieron que, tanto Meryl Streep como sus amigas, Audra McDonald y Christine Baranski, cantaran para recordar la obra. Hasta ese momento todo bien, pero la situación salió de control cuando Streep se emocionó y empezó a beber directamente de la botella de whisky. En fin, todo fue para divertir y despejar un poco los problemas que se viven actualmente. 

Admiración de Penélope Cruz a Meryl Streep

Penélope Cruz siempre ha mostrado una enorme admiración por el trabajo y la capacidad de Meryl Streep. Incluso ha podido denotar de cerca el talento de la experimentada actriz de Summit por compartir proyectos. Las palabras de la española en su momento para enaltecer a una leyenda fueron: «Toma tu corazón roto y conviértelo en arte. Bravo, Meryl, toda mi admiración y respeto». A final de cuentas, quien no se haya pasado de copas en algún momento de su vida, que lance la primera crítica despiadada. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad