Bochornoso. Descubierto lo más sucio sobre Lydia Lozano. Y todo Sálvame está metido hasta el cuello

stop

La colaboradora del programa se puso en la piel del presentador y descubrió esto

lydia lozano rota de dolor por el cáncer de mila

02 de julio de 2020 (18:28 CET)

Tras la bronca de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban, el presentador se ausentó del plató y Lydia Lozano fue la encargada de coger las riendas del show. Por primera vez en los 11 años que lleva ligada al espacio de La fábrica de la tele. La colaboradora es la única que nunca se había puesto en el rol de dirigir el gallinero. Lo hacía con notable éxito, a pesar de que sus compañeros la intentaron desprestigiar. Se notaba que ella sí era periodista. 

lydia lozano presentadora

Tras las risas de Kiko Hernández ahora han sacado a la luz que éste usa pinganillo. Una discreta herramienta que se coloca en el oído y con el que se tiene contacto con la dirección del programa. Desde ahí te dan órdenes y algún chivatazo. Algo que solo se reserva a los presentadores. Algunos compañeros como Lydia Lozano o Gema López se han enfadado por este favoritismo. En más de una ocasión le ha espetado: "Claro, es que tú llevas pinganillo". 

Sin embargo hay una lógica aplastante por la que la dirección del programa le ha concedido el pinganillo. El colaborador es uno de los más queridos y deseados. Gracias a su amplia agenda de contactos siempre tiene alguna exclusiva y por eso debe de estar conectado con los de arriba. 

Desde el pinganillo, una persona que ha trabajado con ellos, asegura que "le dicen que meta caña, que vaya a saco a por el personaje de turno. Normalmente, el blanco suele ser Lydia Lozano. Cuando se mete con ella, la mayoría de las veces es porque se lo dicen por el pinganillo, para dar juego”, señala. 

Pero no es el único, resulta más sorprendente si cabe que lo lleve Rafa Mora. Las altas esferas de Telecinco decidieron seguir los mismos pasos que con Kiko Hernández. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad