“Bochorno” y “asco”: Jordi Cruz y Pepe Rodríguez: “¡Vendidos!” (lío en MasterChef)

stop

Los espectadores descubren el secreto que ha guardado el programa toda esta temporada

MasterChef

31 de octubre de 2019 (13:03 CET)

MasterChef Celebrity vivió ayer otra gran noche sin ninguna oferta que pueda hacerle sombra. El talent show de cocina más duro del mundo está en pleno rendimiento y tras ocho programas líderes se asegura una quinta edición de famosos. En el programa del pasado miércoles el nombre protagonista no fue otro que el de Ana Obregón, quién entró para volverse a ir. Eso sí pudo enfrentarse a su gran enemiga y no es Vicky Martín Berrocal, sino Antonia Dell'Atte. 

La bióloga se nos fue muy rápido, eso es lo que debieron pensar los directivos del espacio. No calcularon que podía irse la primera, aunque tras conocer que a Spielberg le hizo una paella de color verde, no era nada descabellado. Eso sí, tampoco es que el nivel este año fuese de lo mejorcito. Hay que tener en cuenta que estaban Los Chunguitos y llegaron hasta el programa cinco. ¿Te lo crees? Yo tampoco, pero es cierto. 

La semana pasada se vivió una auténtica revolución en las cocinas. Dos eliminaciones y una repesca. Los aspirantes eliminados debían copiar a la perfección deliciosos postres de otros países. Entre multitud de desastres, solo la Baklava de Ana Obregón estuvo a la altura. Jamás un concursante eliminado en la primera prueba había conseguido ser repescado. Los seguidores del formato empezaron a sospechar. No se lo podían creer. 

MasterChef Ana Obregón y Antonia Dell'AtteEstos ataron cabos esta misma semana. En la primera prueba los concursantes debían reproducir míticos platos de diferentes culturas con la ayuda de prestigiosos chefs. Para supervisar la prueba y dar algunos consejos a los concursantes entró por la puerta como una auténtica diva, Antonia Dell'Atte. La encargada de sacarnos de quicio y dejarnos sordos en la tercera edición del talent culinario. 

Que casualidad que en ese mismo programa estuviese Ana Obregón. La presentadora se vio las caras con la exmujer de su exmarido. Durante todos estos años han estado enfrentadas, pero a raíz de la enfermedad del hijo de la bióloga, ambas fumaron la pipa de la paz. Por lo menos se han dado una tregua porque durante el cocinado no pararon de lanzarse indirectas muy directas. 

En la prueba final, Ana Obregón cayó eliminada. Durante el exterior, la actriz consiguió que su equipo fuese como pollo sin cabeza debido a su lentitud cocinando. A pesar de ser bióloga, la artista no se entendió con la anguila y terminó despidiéndose por segunda vez de las cocinas, pero en esta ocasión muy enamorada de Pepe. Un visto y no visto. El motivo no sería otro más que el encuentro con la italiana. MasterChef vuelve a buscar el morbo y los espectadores les llaman "vendidos" o "esto es un auténtico show". 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad