Bertín Osborne se acostó con más de 1.000 mujeres

Bertín Osborne fue el protagonista del último 'Hormigas blancas'. Se repasó toda su vida y su fama de mujeriego

Fotografía: Bertín Osborne se acostó con más de 1.000 mujeres
Fotografía: Bertín Osborne se acostó con más de 1.000 mujeres

Bertín Osborne está viviendo su mejor momento profesional. El presentador está en todas las salsas. Desde que decidió fichar por el nuevo programa de entrevistas de TVE, que ahora pertenece a Mediaset, se ha convertido en uno de los presentadores mejor valorados y queridos. Su forma totalmente diferente de realizar entrevistas, mucho más cercanas, ha gustado al entrevistado, que se abre con facilidad, y al espectador. A veces también es él quién se sincera y cuenta algún detalle íntimo de su vida.

En el último programa Bertín Osborne entrevistó a Miguel Ángel Revilla. Con el parque natural de Cabarceno de fondo, el cantante confesaba al presidente de Cantabria que él estuvo a favor del confinamiento y lo agradeció muchísimo porque pudo recuperar el tiempo perdido con su padre. Durante estos seis últimos meses no se ha separado de él. Y durante dos meses seguidos lo ha visto todos los días ya que se fue a vivir con él a su finca de Sevilla.

‘Hormigas blancas’ repasaba toda su carrera. Los colaboradores hablaron entre muchos aspectos sobre su tensa relación con su padre. «Él era súper estricto y yo era muy disperso y un loco peligroso», le confesó Bertín a Tamara Falcó en uno de sus programas de Telecinco. Aunque nunca entró en detalles, Bertín siempre habló de la mala relación existente con su progenitor durante mucho tiempo.

Ha sido Cristina Cifuentes quien ha contado el origen de este malestar que marcó la relación padre e hijo: «Bertín Osborne y su padre tuvieron una relación complicada porque él fue muy rebelde en su adolescencia. Al final, lo echó de casa y tuvo que irse a vivir con una de sus tías», ha explicado la ex política y ahora colaboradora de televisión.

Fotografía: Bertín Osborne se acostó con más de 1.000 mujeres

Con los años consiguieron limar asperezas. El tiempo cerró las heridas. No obstante, este distanciamiento se mantuvo durante muchos años. Era tal el enfrentamiento que Don Enrique, su padre, no acudió al primer enlace de Bertín con su primera mujer, Sandra Domecq. «Dice que no le invité a mi boda, pero a los padres no hace falta invitarles», explicó el presentador sobre esto.

Precisamente a Bertín Osborne le prohibieron decir durante los primeros años que se había casado, básicamente porque su imagen era la de un seductor nato que se llevaba a todas las mujeres de calle gracias a su innegable atractivo físico y a su desparpajo. La discográfico no quería que sus fans se desilusionasen. Era uno de los motivos por los que iban a sus conciertos y compraban sus discos.

Durante muchos años, incluso él mismo lo reconoce, Bertín Osborne se ganó la fama de mujeriego y es que él asegura que estuvo con más de 1.000 mujeres en toda su vida. Hizo la competencia a Julio Iglesias. A pesar de haber tenido tantas relaciones, el cantante jamás sufrió un gatillazo.