Belén Esteban ¡suelta lo más gordo! “¿Han roto?”. Lío (por esto) en las últimas 24 horas

stop

La colaboradora de Sálvame dispara indirectas a sus compañeros

Belén Esteban con María Patiño

16 de abril de 2020 (12:14 CET)

El pasado sábado Belén Esteban llamó al teléfono de María Patiño mientras estaba en Sábado Deluxe para aclarar una de las afirmaciones de Antonio Montero, su enemigo. A raíz de esta intervención, Vázquez aprovechó la llamada para preguntarla si se había enfadada por las opiniones de sus compañeros y de él mismo sobre ella. En su tono se notaba el enfado, sin embargo se lo tomó con humor. El presentador se interesó por saber que diría ella en esa pizarra y según Belén, Jorge es “de todo menos pelota”. 

El pasado miércoles llegó el turno del presentador del espacio y los colaboradores no se achantaron por estar delante del “jefe”. Vía telefónica Belén Esteban también ha intervenido en este juego. Y en la opción de si Jorge es clasista o no ha recordado una anécdota de ambos. 

belén esteban se enfrenta a jorge javier vázquezLa de Paracuellos ha sacado a relucir una vivencia del pasado que el catalán tenía casi olvidada y con la que ha avivado las rencillas entre ellos. Jorge Javier Vázquez tuvo un gesto muy feo con ella hace unos años y no le ha perdonado. El periodista organizó un viaje con unos amigos a Tánger. A pesar de la buena conexión entre ambos, Belén Esteban no estaba en la lista, algo que le extrañó. "Invitaste a todos los cercanos. Yo creía que estaba y a mí no me dijiste nada. Es más, me lo ocultaste", le ha reprochado.

"Ocultarlo no, eso sí que no", matizaba el presentador, quien recordaba perfectamente el "viaje que hicimos a Tánger por el libro ‘La vida iba en serio’. Te lo he dicho 300.000 veces. Siempre se lo dije a Belén, y ella nunca me creyó, que yo nunca la llamaba para ir a ningún plan porque nunca estaba lista. La Belén de salir a cenar antes no existía", explicaba. La voz de Belén, quién guardaba silencio, se volvió más seria. "Vamos a ser claros. Es una tontería como la copa de una mesa", aclaraba.

Belén, cansada de las excusas de Jorge Javier Vázquez, se la devolvía continuando con el juego. "En aquella época tú estabas casada. ¿O no? Fue en 2012, hace ocho años". Belén le contestaba: "Yo ya estaba divorciada o casi. Bueno, venga… Escúchame, Jorge. Creo que sí eres elitista, pero no voy a dar ejemplos porque en alguna ocasión me has dejado a un lado en el buen sentido excluida".

Entonces ambos se enfundaron en una batalla dialéctica. "Si fuera elitista no hubiera ido a tu boda, no hubiera dado las campanadas contigo». Belén le ha espetado: «A mi boda viniste diez minutos, cariño». Y le recordaba que dio las campanadas porque fue una exigencia de Mediaset. El presentador le ha recordado que si no hubiera querido presentar la Nochevieja junto a ella no hubiera tenido reparos en pedirlo a la directiva de la cadena.

Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez"¿Sabes lo que te digo? Y no es por ponerme flores. Que en los mejores momentos de tu vida la que ha estado a tu lado ha sido Belén Esteban. Y eso es con lo que me quedo, no con el viaje a Tánger", zanjaba Belén. 

Prosiguiendo con el juego, Belén Esteban confiesa que Jorge Javier es elitista y clasista porque le gusta codearse con personas de alto nivel. Para la tertuliana el presentador es “muy especialito en muchas cosas”. 

Y para ella también es soberbio. Y pone ejemplo. "Sí. Te voy a decir una cosa que me dolió mucho. Un día viene María Lapiedra al programa y nos llamas brujas a Gema López, a Patiño y a mí. Cuando crees que llevas la razón parece que eres palabra de Dios. Y Belén Esteban proseguía. "Cuando a ti se te mete algo en la cabeza por narices tiene que ser eso. Y eres soberbio en las manera que tienes de decir: qué os pensáis las tres brujas… ¡Venga, hombre!".

Y también lo ve egocéntrico. "Sí, muchísimo. Pero escucha una cosa: que me lo digas tú. Vosotros habéis dicho que yo también lo soy y lo asumo. Para mí ser egocéntrico es ‘yo presente, yo pasado, yo futuro".

Eso sí, después de muchos golpes, Belén Esteban reconoce que el presentador es un profesional como la copa de un pino. «Como profesional me quito el sombrero. Nadie me va a decir lo profesional que eres. Te lo he dicho muchas veces: eres muy buen profesional. Recuerdo una cosa. Un día de cayó en la ducha y se rompió el codo, que tenía el hueso en Extremadura, y vino a trabajar. Y para mí como profesional es un 10″. "¿Han roto?", se preguntan los espectadores. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad