Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez  | Telecinco

Belén Esteban o la bomba con Jesulín de Ubrique que calla Jorge Javier Vázquez

stop

El presentador de 'Sálvame' guarda un secreto a su colaboradora más querida

03 de agosto de 2018 (16:55 CET)

Está muy enfadada. Belén Esteban no lleva nada bien los nuevos planes de boda de su ex marido, Jesulín de Ubrique. Desde que se separaron en el año 2000, mabos han protagonizado una guerra constante. 

Su hija, Andrea Janeiro, más conocida como Andreita, ha sufrido todas las consecuencias. Siempre situada en medio del fuego mediático entre su padre y su madre. Lucha por alejarse. 

Pero la propuesta de Jesulín para casarse con María José Campanario 16 años después ha disparado la atención mediática. Y también la mala leche de la Estéban

Jorge Javier Vázquez, presentador de Sálvame dedicado este verano al teatro, ha prometido no contar los planes de su colaboradora favorita. Pero lo cierto es que la princesa del pueblo prepara una bomba contra Jesulín

Belén no está dispuesta a permitir que Andreita acuda a la nueva boda. No le hace ni pizca de gracia, aunque la joven ya es mayor de edad. Por tanto, se avecina una nueva guerra para influir a Andrea

La colaboradora de Sálvame tiene un plan secreto para boicotear la presencia den Andreita a la boda. Algo vinculado al chantaje emocional. Además, la joven pidió no ser un personaje público cuando se hizo mayor de edad. 

Solamente por este motivo, Andreita sería una gran atracción para la prensa del corazón si acude al evento. Se comenta que de los 100.000 euros que pueden cobrar por abrir la boda a la prensa, las cifras se dispararían a 250.000 euros si acude Andrea

Andreita, una historia que se remonta a 1999 

Belén Esteban, una sencilla chica de San Blas conquistó a Jesulín de Ubrique, el diestro que presumía de ser el que más ropa interior de mujer había recogido del ruedo. El 20 de julio de 1999, la pareja daba la bienvenida a su primera y única hija, Andrea Janeiro, y Belén se trasladaba a Ambiciones junto a su novio. Ni un año tardó en abandonar la finca familiar y poner punto final a una relación que se había convertido en una pesadilla por culpa de su familia política.

Casi 20 años después, Belén Esteban y Jesulín de Ubrique siguen haciendo pública su mala relación. Sus dimes y diretes protagonizan los más variopintos titulares y llenan hora tras hora en la televisión en una novela que, con el paso de los años, ha añadido más y más capítulos.

Cuando cumplió la mayoría de edad, la hija del torero y la colaboradora emitió un comunicado en el que dejaba claro que no quería bajo ningún concepto convertirse en un personaje público: «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero decir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen que se viene produciendo a lo largo de los últimos meses», decía en el escrito. «Ruego y agradeceré que se respete mi deseo, y mi pleno derecho, de vivir en el más estricto anonimato; reservándome, en caso de no ser así, las acciones legales que procedan para salvaguardarlos».

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad