Belén Esteban no sabe dónde meterse. Sale esto. Y es demoledor. Última hora

stop

La colaboradora de Sálvame era muy feliz hasta que ha recibido esta noticia

Belén Esteban con su madre

23 de abril de 2020 (12:52 CET)

Belén Esteban se encuentra confinada en su casa debido a la actual crisis sanitaria. Sin embargo ella no se olvida de la batalla con Toño Sanchís. Aunque ha ganado el primer asalto asegura que la guerra continúa. El exrepresentante también lo ve así que está dispuesto a dañar la imagen de la colaboradora. Todos los días saca a relucir las audiencias del espacio, especialmente donde ella colabora para dejar claro que Belén ya no interesa tanto como antes. 

Toño Sanchís se ha quedado sin casa, pero ahora podrá costear la nueva con la nueva batalla judicial que le ha ganado a Mediaset. Varapalo judicial para Mediaset, condenada por intromisión ilegítima en el honor, la intimidad personal y la propia imagen de Lorena Romero, esposa de Toño Sanchís, y de los cuatro hijos, menores, del matrimonio.

La esposa de Toño Sanchís demandó a todos los programas de la cadena como Sálvame o Sábado Deluxe, entre otros, por emitir imágenes de la familia Sanchís Romero durante sus vacaciones en la playa mostrando el cuerpo de los menores o bien llegando y saliendo de su casa, así como por los comentarios y alusiones sobre la madre y los menores, que atentaban contra los derechos, la intimidad y el honor de los miembros de la familia. "Lo que ha supuesto un grave daño moral en su persona y en su familia", según el escrito de la sentencia de la titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº2 de San Lorenzo de El Escorial, que fue comunicada este martes a los abogados de Lorena Romero.

toño sanchís

Ahora tras la resolución de la sentencia Mediaset deberá abonar a Toño Sanchís y su familia la friolera cantidad de 162.000 euros. La sentencia puede ser recurrida y es muy probable que el grupo de comunicación lo haga. Lo que está claro es que el exrepresentante ya no tiene cabida en ningún programa de Mediaset, ni tampoco ninguno de sus representados. 

La vista del juicio tuvo lugar el mismo día en que Toño Sanchís debía abandonar su hogar para cedérselo a Mediaset. Una de cal y otra de arena. Según el juez, aunque Toño sea un personaje público no hay razón para mostrar imágenes de su esposa y de sus hijos, quiénes son anónimos. 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad