Belén Esteban Sálvame

¡Belén Esteban lo cuenta! Esto hace con Miguel Marcos en la cama

stop

La colaboradora de Sálvame cuenta una anécdota muy íntima a Jorge Javier Vázquez

26 de noviembre de 2019 (16:17 CET)

Belén Esteban siempre ha hablado sin tapujos de su vida privada en televisión. De hecho gracias a ello lleva más de 20 años en los medios y 10 en Sálvame. Aunque a veces se enfrente a alguno de sus compañeros lo cierto es que hay muy buena relación con casi todos, especialmente con Jorge Javier Vázquez. Éste a veces le saca informaciones de lo más íntimas y reveladoras. El presentador, con su tono picarón, consiguió que su compañera revelase el único momento en el que se quita su bomba de insulina. 

Belén Esteban sabía por donde iban los tiros. Conoce al presentador como si le hubiese parido y sabe lo que le gusta un cotilleo de tipo íntimo. “¿Has traído la bomba [de azúcar] hoy?”, le preguntó Jorge Javier a Belén. A lo que Esteban respondía con un: “La bomba va siempre conmigo. Solo me la quito para dos cosas”. “¿Para qué dos cosas?”, indagó el presentador con interés. “Para ducharme y para…”, decía la de Paracuellos. La frase la terminó otro de los colaboradores con un “y para la otra” aludiendo al momento de mantener relaciones sexuales.

Vázquez contestó con ironía: “Para la otra no te la deberías quitar por si se te sube el azúcar”. Porque “¿ahí [durante las relaciones sexuales] se sube [el azúcar] o se baja?”, preguntaba el periodista. “No lo sé, no me estires de la lengua”, intentaba zanjar Belén Esteban mientras sonreía.

Jorge Javier Vázquez riéndose

“Pues lo voy a contar. Ahora se va a enterar el presentador”, soltaba la colaboradora mientras se ponía de pie. “Un día vengo a una entrevista del Deluxe. Me acuerdo que estábamos en ese pasillo y entrábamos Jorge y yo en directo desde ese pasillo. Yo es verdad que aunque lleve muchos años me pongo nerviosa, y él se pone a mi lado como un minuto antes de empezar y me dice: ‘Uf Belén, te tengo que contar una cosa…’”, explicaba la Esteban.

“Se lió con un señor y mientras estaban ya saben cómo, le dio una bajada de azúcar al otro y me dice que vio como se le ponían los ojos en blanco”, continuaba. Aquí Jorge Javier concluyó la historia diciendo que el hombre en cuestión “me pidió un refresco de cola”. “¿Y se lo diste, no?”, concluyó Belén con doble sentido.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad