Belén Esteban estrena nueva cara: el retoque (y la foto tiene horas) en el cirujano

stop

La tertuliana da por finalizadas sus extensas vacaciones y volverá a plató la próxima semana

Belén Esteban en Sálvame

24 de agosto de 2019 (17:55 CET)

Belén Esteban ha finalizado sus vacaciones esta misma semana. Mientras tanto y a dos días de volver al trabajo su vida laboral pende de un hilo. Por los pasillos de Mediaset se rumorea constantemente el posible despido de la colaboradora. El grupo de comunicación ha analizado las últimas audiencias cosechadas por la de Paracuellos y aunque no son catastróficas están muy lejos de anteriores resultados. Ellos creen que la tertuliana merece un descanso. 

Entre los rumores de una posible marcha, Raúl Prieto interesado en vengarse de Sálvame estaría ultimando su fichaje. La Esteban seguiría los pasos de Las Campos. Llegaría a Viva la vida para mejorar las audiencias del formato. Belén Esteban no estaría dispuesta a trabajar solo dos días en semana porque los ingresos serían menores, siempre y cuando no haya una gran oferta. Su intención sería compatibilizar ambos trabajos. 

Mientras no para de recibir llamadas y su cabeza da vueltas como una lavadora centrifugando, Belén Esteban alarga sus vacaciones. Ella dice que no hará su luna de miel hasta invierno, sin embargo este verano no ha pasado por casa desde que se despidió de Sálvame. De Marbella a Italia, del país de la pasta a Galicia y aún hay más. 

Después de pasar unas románticas vacaciones al lado de Miguel Marcos, ahora le toca pasarlas al lado de su hija, Andrea Janeiro. Juntas se encuentran en Tenerife en un lujoso hotel de cinco estrellas, el Gran Meliá Palacio de Isora. Un alojamiento donde estuvo Paula Echevarría. Situado al lado del mar. 

La de Paracuellos se aloja con su pareja en la habitación Red Level, una de las más lujosos. Por estos días de vacaciones, la Esteban ha pagado la desorbitada cifra de 4.000 euros. La habitación cuesta 300 euros la noche. El hotel cuenta con la piscina más grande de toda Europa de agua salada, pero además cuenta con piscina privada. La colaboradora puede almorzar y cenar en diferentes restaurantes del resort. 

En estas lujosas vacaciones, como hemos dicho, también se encuentra la hija de la tertuliana y su novio. Además de unos amigos de Belén de los que no se ha revelado su identidad. 

Belén Esteban en una clínia estética

Parece que Belén Esteban ha vuelto algo cansada de sus vacaciones y antes de volver a pisar los platós con mucha fuerza decide darse un capricho. La colaboradora se deja ver por una clínica de estética. Así lo ha publicado en sus historias de Instagram. Concretamente en Livetmedical, una de las más prestigiosas de Madrid. 

Belén Esteban aparecía sin maquillaje. Al natural y con un divertido y alegre vestido a rayas de colorines. 

"Preparándome para la vuelta”, escribe junto a la fotografía donde posa sonriente con el cirujana que la atiende, José Manuel Gómez Villar. Por este centro también se ha dejado ver Anita Matamoros, la hija del colaboradora más tenaz de Sálvame. "He salido flipando", escribió la joven. 

De momento no ha revelado que "retoques" se ha hecho en el rostro. No requieren de operación quirúrgica, ni convalecencia. Tendremos que esperar a su regreso a plató. Promete emociones fuertes. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad