Carne Blanca

¡Atención! Si compras esta carne del supermercado deberías saber esto

stop

Es importante

08 de abril de 2020 (10:00 CET)

Al momento de realizar la compra de carne en el supermercado, lo mejor que se puede hacer es conocer a detalle los beneficios y riesgos de cada una. Para iniciar el recorrido por este fascinante mundo, nos enfocaremos en la carne blanca específicamente. ¡Esto lo debes saber!

Existe una lucha que va escalando en tensión entre los defensores de la carne animal y los de la vegetal. Cada uno tiene razones válidas, pero lo cierto es que el valor proteico de la carne animal es incomparable con cualquier otra opción. vitamina B12, hierro, magnesio, zinc y calcio son sus principales aportes. 

Centrándonos en la carne blanca, es inevitable posicionarla sobre el resto de carnes. Tiene la ventaja de una pequeña cantidad de grasas saturadas. ¿En qué ayuda esto? Ayuda a reducir el riesgo de colesterol alto, problemas cardíacos y cerebrovasculares. 

La mejor carne blanca que puedes comprar es la de conejo, pavo, pollo y ave. Cualquier otro invento puede terminar en una mala experiencia. 

Carne de pollo

El riesgo indirecto de la carne blanca

La carne blanca por sí sola no presenta riesgos, de hecho, los problemas se originan por factores externos que es importante atender. 

Entre los riesgos indirectos podemos encontrar un efecto cancerígeno en caso de que se cocine en exceso. Por otro lado, otras consecuencias negativas estarían relacionadas con la enorme cantidad de antibióticos que se utilizan en la crianza del animal. Aunque existen regulaciones, todavía hay algunas empresas que se saltan estas medidas. 

En líneas generales, todo alimento tiene un grado de riesgo, pero hablando de carne, la blanca es la que mayor seguridad lleva al consumidor si de salud se trata. La recomendación para su compra es estar atento a su origen y a la aceptación que tenga con las medidas de la Asociación Europea de Organizaciones de Consumidores (BEUC). Si se complica mucho este último paso, simplemente apuesta por la extrañamente llamada ganadería ecológica. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad