Atención. Esto es lo que gana Rafa Mora en una noche (y no es en Telecinco)

stop

El colaborador de Sálvame cree que Toño Sanchís jamás le estafó cuando le representaba

Rafa Mora

10 de marzo de 2020 (10:00 CET)

Toño Sanchís vuelve a estar de plena actualidad, pero no precisamente por buenas noticias. Belén Esteban consiguió echarle de su casa por fin el pasado 5 de marzo. La tertuliana optó por comprar la vivienda para conseguir el dinero que según ella le robó cuando éste le representaba. El colaborador aguantó hasta el último momento y además le dejó sorpresas a la de Paracuellos en la casa. Toda la vivienda estaba descuidada y muy sucia. Según la mujer de Miguel Marcos deberá hacer reformas. Ésta asegura que las pagará con una exclusiva de la casa. 

rafa mora

Como era de esperar, Sálvame abordó el tema al día siguiente y una de las personas que más habló fue Rafa Mora, quién años atrás contaba con el mismo representante que Belén Esteban, Toño Sanchís. Cuando éste tuvo tantos problemas fue cuando la mayoría de famosos le abandonaron. 

En aquel entonces Rafa Mora estaba muy unido a él, tenían muy buena relación. Asegura que eran como hermanos y en más de una ocasión pensaba que le debía una por la cantidad de trabajo que le conseguía tanto en televisión como fuera de la misma. Aunque ya no tienen ningún tipo de relación, el valenciano asegura que no cree que se haya quedado con ninguna parte de su dinero. 

El resto de colaboradores le hicieron dudar de ello. "Hubo gente que me dejó de pagar una serie de cosas que me debían y que él había mediado (...) yo pensaba que quizás había cobrado su parte y por eso se había despreocupado", contaba Rafa Mora. Compañeros como Gema López o Chelo García Cortés le hicieron dudar y le propusieron que se pusiera a investigar para saber si Toño Sanchís se había apropiado de algo que le pertenece. 

Las cifras correspondían a bolos que Mora había protagonizado en su momento de mayor éxito profesional. Según explicó en Sálvame, las cifras que cobraba siempre oscilaban entre los 5.000 y 6.000 euros y teniendo en cuenta que siempre realizaba más de una al mes, está claro que la cantidad económica que se llevó ese tiempo fue muy considerable. 

Llegó un momento en el que nadie llamaba a Rafa Mora para trabajar. Se quedó olvidado. No obstante él supo mover hilos y resurgió de las cenizas. Eso sí, sin ayuda de Toño Sanchís. Por este motivo rompieron su relación. Cuando Mora fichó por Sálvame, el representante le llamó para volver a llevar su carrera pero éste pasó olímpicamente de él. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad