Así se hizo rico el padre de Ana Obregón: el negocio con un conde del que aún vive la familia

Ana Obregón posee un gran patrimonio gracias a la inversión de su padre que ahora dejará a sus sobrinas

Fotografía: Así se hizo rico el padre de Ana Obregón: el negocio con un conde del que aún vive la familia
Fotografía: Así se hizo rico el padre de Ana Obregón: el negocio con un conde del que aún vive la familia

Ana Obregón ha pasado estos meses de verano refugiada en la casa familiar de Mallorca. Una impresionante mansión de 1.000 metros cuadrados ubicada en un acantilada con unas increíbles vistas del mar. Era el lugar favorito de Álex Lequio, especialmente porque estaban sus abuelos y jugaba con sus primos. Ana y Álex patrocinaron el último posado veraniego en la piscina de la casa.

Esta propiedad, como muchas otras, pertenecen a los padres de Ana Obregón. La presentadora tenía el testamento hecho para su hijo, toda su fortuna iría a él como único heredero, sin embargo la vida le ha dado un giro de 180 grados y eso ya no será posible. Ahora tiene a sus sobrinas.

El patrimonio de Ana Obregón, todo gracias a su padre, Antonio García Fernández

Toda la fortuna de los Obregón es gracias al patriarca, Antonio García Fernández, de 94 años de edad. Empezó a trabajar a los 13 años y poco a poco se convirtió en uno de los promotores inmobiliarios más importantes del país.

En 1969 conoció al conde los Gaitanes, un gran amigo de Antonio en su juventud. Éste le ofreció la posibilidad de comprar el 95% de las acciones de La Moraleja, donde reside toda la familia. Se lo ofreció por 4,2 millones de euros, es decir 700 millones de pesetas y no dudó en invertir.

Fotografía: Así se hizo rico el padre de Ana Obregón: el negocio con un conde del que aún vive la familia

Puso a la venta todas sus parcelas, menos las que se quedó para la familia. Su cuenta empezó a crecer inmediatamente. Vendían las parcelas de 1.500 hasta 100.000 metros cuadrados. Se las quitaban de las manos. En una de las parcelas construyó varios chalets adosados con una zona ajardinada y piscina en común. Allí es donde vive toda la familia. Totalmente unida. Los hijos continuaron con el negocio hasta el punto que la crisis económica frenó el negocio.

La familia de la actriz, Ana Obregón, tuvo que vender las acciones de casi todas sus empresas y solo se quedaron con dos inmobiliarias, que llevan a un patrimonio de cerca de 7 millones de euros entre ambas. Ahora mismo todos los hijos de las hermanas de Ana, como también lo hacía Álex, son empresarios, tienen sus propios negocios de todo tipo.

Publicidad