Ariana Grande

“Ariana Grande puede perder la voz”. La bomba (a lo Shakira) estalla en EEUU

stop

La cantante norteamericana tiene un problema grave

31 de mayo de 2019 (13:01 CET)

¿Recuerdan los problemas que tuvo Shakira en las cuerdas vocales? Ocurrió en noviembre de 2017, cuando la cantante colombiana tuvo que suspender la gira a causa de ello. De hecho, estuvo a punto incluso de pasar por el quirófano.

Entonces, a la pareja de Gerard Piqué le pusieron dos opciones sobre la mesa para solucionar el problema. La primera consistía en someterse a una operación que eliminaría el problema de forma radical, aunque con el riesgo de no volver a tener la misma voz.

En este sentido, la cantante Adele optó por este tratamiento y, como ella reconoció más de una vez, nunca más volvió a tener el mismo tono de voz.

Shakira Mexico

Shakira soluciona sus problemas en las cuerdas vocales

La segunda opción, que fue la que eligió Shak, era mucho menos invasiva. La cantante debía administrarse dosis de cortisona durante un mes, en el que no podría mediar palabra, antes de ponerse en manos de un foniatra para reeducar la voz.

Por suerte la pareja de Gerard Piqué pudo recuperarse y, aunque con unos meses de retraso, llevar a cabo la gira El Dorado World Tour.

Ariana Grande y su alergia sorpresa

Ariana Grande no ha tenido problemas en las cuerdas vocales, pero ha padecido un problema similar que le ha obligado a cancelar los dos conciertos que tenía previsto dar en Florida. El motivo ha sido que a Ariana le ha surgido una alergia repentina a los tomates.

Cabe decir que Grande tiene raíces italianas, y estos utilizan el tomate en casi todos sus platos. Algo que también hacía Ariana, pero que no volverá a repetir jamás.

“Tuve una reacción alérgica desafortunada a los tomates y mi garganta quedó casi cerrada. Todavía siento como si estuviera tragando un cactus aunque progresando lentamente. Gracias a todos por vuestro amor y comprensión. Estoy impaciente por volver a actuar y llegar a Tampa y Orlando en noviembre”, explicó la cantante en su cuenta de Instagram.

Tras aquel episodio, Grande ingresó en una clínica, donde le diagnosticaron el origen del problema. Y ojo, porque tal y como señalan los expertos, si no tiene cuidado con este asunto, “Ariana Grande puede perder la voz”.

“No hay nada más injusto que una mujer italiana que desarrolla una alergia a los tomates en la década de los veinte”, opina la it girl.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad