“Aquí no queremos a racistas”. Paula Echevarría tiene un problema (y gordo)

stop

La actriz española y pareja de Miguel Torres está en boca de todos en las redes

Paula Echevarría | Instagram

03 de septiembre de 2018 (15:00 CET)

​Paula Echevarría está en el punto de mira. La actriz española se ha convertido en muy pocos meses en una de las influencers con más poder en el país y su separación de David Bustamante y posterior romance con Miguel Torres la ha situado en el centro de todas las miradas.

Si bien es cierto que este ‘subidón’ de fama le ha ido de maravilla para lograr nuevos contratos con marcas potentes y establecerse en los puestos más altos en cuanto a repercusión y seguidores en las redes, también le ha servido para ser una de las más criticadas en los diversos foros de la red.

El problema de Paula Echevarría

Y es que, como suele pasar en este país, cuando un personaje famoso mete la pata, sus críticos se lanzan a muerte a por él. Y eso es lo que le pasó a Paula hace un tiempo con el ya más que histórico comentario sobre la etnia gitana.

Es como comparar a Dios con un gitano”, soltó la intérprete a los periodistas sobre las comparaciones entre ella y Dulceida como influencers. Unas declaraciones que en seguida se viralizaron y causaron un aluvión de comentarios negativos hacia Echevarría.

El caso es que, pese a que ya ha pasado un tiempo, no son pocos los que siguen mostrando su desencanto con la it girl y no olvidan ni perdonan las palabras de Paula. De hecho, cada vez son más los comentarios en las redes en su contra. “Aquí no queremos racistas” es un buen ejemplo de cómo buena parte de sus seguidores se están mostrando cada vez menos entusiasmados con la intérprete.

Las marcas siguen muy atentas

Un aumento en el número de detractores que tiene a las diversas marcas que cuentan con ella para promocionar sus productos muy atentas. De hecho, ya hay quien ha exigido que Paula deje de ser imagen de ciertos productos.

Echevarría está en el centro del huracán y no parece que vaya a ser nada fácil salir de él. Y más teniendo en cuenta que cada vez que abre la boca tiene a unos cuentos lobos esperando que meta la pata. Lo hizo una vez, y las consecuencias son cada vez peores.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad