Anna Simón

Anna Simon calla (y el tema es muy feo): lío en las últimas 24 horas

stop

La colaboradora regresa de las vacaciones a un renovado Zapeando con Dani Mateo

03 de septiembre de 2019 (11:38 CET)

Anna Simon volvió al trabajo después de un mes de vacaciones y se encontró con un programa totalmente renovado. No estaba Frank Blanco, el plató era totalmente diferente e incluso la labor de cada uno de los colaboradores. Nada queda del antiguo Zapeando. Tras 1443 programas, productora y cadena decidieron renovar el espacio, pero sin mucha suerte. Las críticas en Twitter no cesaron ni un solo segundo de emisión. Según avanzaba la escaleta se ponía más seguidores en contra.

Todos los espectadores del programa se vieron reflejados en Anna Simon. La catalana soltó lo que todos pensaban: "¿me voy unos días de vacaciones y me encuentro con esto?" o "va a volver el antiguo zapeando", son solo algunas de las frases seguramente guionizadas de la colaboradora. 

Los espectadores vieron un gran parecido con un gran sucesor, Sé lo que hicisteis, incluso con Tonterías las justas y Otra Movida por la cantidad de doblajes. Pero lo que nunca perdonarán los seguidores del espacio es que hayan eliminado la coralidad. Si algo gustaba en Zapeando era que todos los colaboradores se sentaban alrededor de una mesa e interaccionaban entre sí comentando todas las noticias. 

Otro factor que no ha funcionado muy bien es la llegada del corazón. En el programa de La Sexta hablaron de Sálvame. En concreto de Candela Acevedo y Antonio Tejado. Algo que enervo y disgustó a los seguidores del formato. "Para qué habláis de Sálvame, si precisamente cambiamos de canal para no verlo", escribían. 

Los colaboradores estaban bastante desaprovechados. Y el programa perdió frescura e improvisación. Todo estaba guionizado al milímetro con risas enlatadas que tampoco gustaron. Era mucho mejor cuando el público real se sentaba a ambos lados de la mesa. 

A pesar de ello si alabaron la figura de Dani Mateo, no disgustó y es acorde al programa. Si no hubiesen cambiado todo, el programa hubiera funcionado con total normalidad. A pesar de ello los "zapeanders" estaban ansiosos por ver los cambios. El espacio anotó un 6,8% de cuota de pantalla en el primer día de su nueva etapa. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad