Andrea Janeiro se pelea con Belén Esteban: ¡Bronca bestial! Última hora

La colaboradora de Sálvame toma una decisión y se enfrenta a quién esté en su contra

Fotografía: Andrea Janeiro se pelea con Belén Esteban: ¡Bronca bestial! Última hora
Fotografía: Andrea Janeiro se pelea con Belén Esteban: ¡Bronca bestial! Última hora

Belén Esteban vivió un tenso cara a cara con Sofía Suescun tras las acusaciones de ésta desde su silla de asesora del amor en MYHYV. La ganadora de realities llegó a acusar a la de Paracuellos de manipuladora, mentirosa y mala madre. Según ella fue la tertuliana quién apartó a Andrea Janeiro de su padre, Jesulín de Ubrique. Unas palabras que dolieron y mucho a la colaboradora. 

A pesar de anunciarse a bombo y platillo el enfrentamiento y la visita de Suescun a plató, Sábado Deluxe se conformó con un estable 13,9% de cuota de pantalla. Un dato muy justo pero hay que tener en cuenta que combatía con los Goya, quiénes se alzaron como líderes con un espectacular 26% de share.

A Belén Esteban se le suman otros enfrentamientos, como por ejemplo el que disputa con su hija desde que la colaboradora anunció a bombo y platillo que quería quedarse embarazada por segunda vez a sus 46 años. Una decisión que muchos de sus compañeros y amigos ven una completa irresponsabilidad, incluso su propia hija, Andrea Janeiro, quién no ve con buenos ojos tener otro hermano. Algo muy entendible teniendo en cuenta que Andrea ya tiene casi 21 años. 

A este paso si Belén Esteban logra volverse a quedar en estado de buena esperanza casi su segundo hijo tendrá la misma edad que su nieto, el día que lo tenga. A la de Paracuellos ya se le ha pasado el arroz, incluso se le ha oxidado la cazuela, sin embargo tiene un marido de poco más de 33 años. Lógicamente éste está en la edad ideal de tener un hijo, pero no con una mujer de casi 47 años. 

Andrea Janeiro se lo ha dicho por activa y por pasiva y parece que Belén Esteban no entra en razón y está encabezonada en sus trece. Ya ha dicho en más de una ocasión que lo estaría intentando, de momento sin suerte.