Andrea Janeiro lo hace y Belén Esteban lo enseña. Telecinco aplaude

stop

La colaboradora de Sálvame se confina en casa junto a su hija

Andrea Janeiro EFE

02 de abril de 2020 (15:49 CET)

El coronavirus no está afectando a todos los colaboradores de Sálvame por igual. Algunos han decidido acudir al programa aun y el riesgo que supone, mientras que otros han decidido quedarse en casa por precaución. Es el caso de Belén Esteban. La ‘princesa del pueblo’ lleva ya casi tres semanas encerrada entre las paredes de su casa.

Eso sí, no está sola. La acompaña ni más ni menos que su hija Andrea Janeiro, que le brinda todo el apoyo necesario a la Esteban. Sabe que para su madre estos son momentos muy duros, pues le encantaría estar con los tertulianos de Mediaset discutiendo sobre las Campos o sobre el último expulsado de ‘Supervivientes 2020’, pero que lo mejor que puede hacer es lo que está haciendo: quedarse en casa.

belén esteban cocineraBelén es grupo de riesgo. No tiene la juventud, por ejemplo, de Anabel Pantoja, pero tampoco presume de un estado de salud envidiable. Su diabetes junto a sus múltiples operaciones estéticas la convierten en uno de los grupos más vulnerables de la pandemia sanitaria que está cambiando por completo nuestras vidas.

Por suerte, Andreíta le está haciendo a Belén una cuarentena más agradable. “Mi hija me ayuda, la tengo loquita”, confesaba la de Paracuellos de Jarama en una llamada en directo con el espacio presentado por Jorge Javier Vázquez. En la comida, en las conexiones en directo, en las tareas de limpieza… Su hija es su mayor apoyo en estos días tan difíciles. El encierro, sin duda, se le está haciendo mucho más llevadero.

Una decisión muy dura

Lo más difícil para la Esteban, sin embargo, no ha sido estar lejos de sus compañeros de programa, sino encontrarse lejos de su marido. Miguel Marcos y ella están más distanciados que nunca en lo físico. Él es personal sanitario y, por pura precaución, ambos coinciden que no es momento de verse. Cuando pase toda esta pesadilla ya se podrán volver a abrazar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad