Ana Rosa Quintana | Telecinco

Ana Rosa Quintana o “Estás vetada en Telecinco”. Y María Teresa Campos sabe quién es

stop

La nueva polémica que ya corre por los pasillos de la cadena

06 de octubre de 2018 (16:30 CET)

Ana Rosa Quintana y María Teresa Campos están muy ligadas a la actualidad de Telecinco. En especial Quintana, que sigue siendo una de las presentadores estrellas de la cadena de Paolo Vasile.

Por su parte, si bien ya no tiene programa y sus pariciones se limitan a alguna que otra vista puntual a los platós de Telecinco, Campos también es conocedora de los que se cuece dentro.

El veto en Telecinco

Y la última que corre por los pasillos de la cadena ya ha llegado a oídos de las dos. Y es que parece ser que Paolo Vasile ha decido vetar a una serie de personajes de cara a futuras apariciones.

Una de ellas es Aramis Fuster. La ex concursante de Gran Hermano VIP va a tener más que difícil volver a pisar algún plató de la cadena. De hecho, ya hay quien le ha dicho: “Estás vetada en Telecinco”.

Aramis Fuster

¿El motivo? Parece ser que en la cúpula no ha gustado nada su actitud dentro de la casa de Guadalix, en la que, al margen de una entra triunfal, poco más hizo. Cuentan que los planes de la vidente eran estar el menor tiempo posible dentro para luego ir de programa en programa comentado la jugada. Pero no. Vasile, que como mucho contará con ella para alguna gala, y gratis, no quiere volver a verla.

No es la única

Es sí, no es la única. Y es que tampoco se espera volver a ver a Oriana Marzoli, que abandonó el reality a los pocos días. Una actitud que no gustó nada a Paolo. Tanto Fuster como Marzoli seguirán los pasos de María Lapiedra que, tras ser un buen tiempo una cara habitual en antena, ahora está prácticamente desaparecida.

A la que tampoco se le verá el pelo es a Malú. Y es que parece ser que la negativa de la cantante a formar parte del jurado de un concurso que nunca ha llegado a ver la luz la ha sentenciado también en Telecinco. Cuatro vetos que demuestran una vez más que, si se la juegas a Vasile, el italiano no perdona.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad