ana obregón

Ana Obregón suelta la bomba. Y va de Álex Lequio (y no es buena)

stop

La futura concursante de MasterChef Celebrity 4 habla del proceso por el que pasó su hijo

20 de mayo de 2019 (12:27 CET)

Una madre es una madre y en ocasiones deben hacer también de padres. Es lo que ha hecho ella misma, según relata en una entrevista ha ejercido "de madre y de padre"Ana Obregón siempre ha estado al lado de su hijo, pero mucho más cuando le diagnosticaron cáncer. La actriz no se lo pensó dos veces y renunció a todos sus proyetos por su pequeño. La bióloga cruzó el charco y permaneció meses al lado de Álex Lequio y desvinculada de los medios de comunicación y las redes sociales. Solo había una prioridad en su vida. 

Ana Obregón en Volverte a ver

La actriz acudió a la presentación de unas cápsulas cosméticas y habló con la prensa de las últimas informaciones acerca del estado de salud de su hijo y de su paso por MasterChef Celebrity 4. La futura concursante admite que sabe comer, pero no cocinar. Nunca ha tenido tiempo para aprender. Llegaba tarde a casa y lo único que deseaba era estar un rato con su hijo. "Bastante hacer de madre y de padre; y trabajar. Es que, claro, no podía hacer todo", explicaba. 

Respecto a la enfermedad de su hijo, Ana Obregón siempre ha mostrado entereza, aunque admitió que fue su propio hijo quién le dio las fuerzas que necesitaba para no derrotarse. "En este tipo de enfermedades el ánimo y la actitud es el 80 por ciento, a parte del tratamiento. Y, la verdad, es que siempre he estado animada porque mi hijo me ha dado una lección de fortaleza. Él me veía animada, yo le veía animado, y siempre para adelante. De hecho, es lo que le intento inculcar a todas las familias que estoy visitando en los hospitales que están pasando por lo mismo."

Álex está muy animado aunque el proceso no haya terminado. Los enfermos de cáncer no reciben en alta hasta pasados diez años. Ahora deberá someterse a revisiones periódicas. "Mi hijo me ha dado una lección de vida brutal. Yo nunca pensé que fuera mi hijo el que me enseñara, siempre pensé que eran las madres las que impartían lecciones de vida a sus hijos", admite. 

Última hora del estado de salud de Álex Lequio 

Ana Obregón y Alessandro Lequio vivieron el peor año de sus vidas tras recibir una dura noticia para unos padres, su hijo estaba mal de salud. Como una increíble madre y como harían todas ellas, la madrileña dejó aparcados todos sus compromisos profesionales para estar cerca de su hijo en estos momentos tan difíciles y ayudarle en todo lo que pueda. Tanto padre como madreintentaron llevar la enfermedad de su hijo de la forma más discreta posible, a pesar de que son dos personas bastante conocidas en el mundo de la farándula. 

Ana Obregón, Alessandro Lequio y Álex Lequio

Ana Obregón escribió un mensaje de apoyo a todos sus familiares, amigos y seguidores de las redes sociales que se han volcado con su familia y le han enviado cientos de mensajes de cariño. La actriz comunicó que su hijo había superado la enfermedad y se encontraba mucho mejor. 

Sin embargo, Álex Lequio confesó en una entrevista exclusiva para la revista Hola, que no estaba curado del todo. “Tengo que pasar la ITV cada tres meses. Ahora, en mayo, me han puesto la chapita: el coche tira, puede circular. En ese sentido, estoy muy contento”, confiesa.

“Estamos en un momento Netflix… Estamos viendo una serie, y se ha apretado al pause. Ni hemos pasado al siguiente capítulo ni le hemos dado al play. Pero como el mando lo tengo yo, lo que he hecho es abrir la ventana, tirar el mando y ahora vivo mucho más tranquilo, con una sonrisa y para delante”, añade. 

Álex Lequio continúa mostrándose esperanzado y con mucha fuerza para seguir adelante. Una característica para superar una enfermedad de esta magnitud. Sin duda el empresario está mucho más entero que su madre. Si no fuese por su hijo, ella se hubiese hundido. Es admirable la entereza y madurez que demuestra Álex ante un problema como este. Muchos ánimos.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad