Ana Obregón pide precio para la venta de su casa de La Moraleja de Madrid

Ana Obregón no regresa a su casa en La Moraleja donde hay demasiado recuerdos de su hijo Álex Lequio. Se le hace imposible

Fotografía: Ana Obregón pide precio para la venta de su casa de La Moraleja de Madrid
Fotografía: Ana Obregón pide precio para la venta de su casa de La Moraleja de Madrid

Ana Obregón aprovecha el día de Todos los Santos para enviar otro mensaje a través de sus redes sociales. Nuevamente dedicado a su hijo Álex Lequio, el gran y único protagonista de su vida y de su cuenta de Instagram desde que falleció el pasado mes de mayo víctima de un cáncer. En este caso en apoyo a todas las personas que han perdido a un ser querido, pero especialmente a esos padres hundidos por perder a un hijo. Lo más duro que te puede pasar. Y es que para Ana, Álex era su vida. Y sin él ya no hay vida.

La presentadora intenta sobrellevar la pérdida de Álex Lequio, pero no es un proceso sencillo. Cuenta con sus familiares y amigos que la apoyan en todo momento y no la dejan ni un solo minuto sola. Ana Obregón desapareció del mapa a principios de octubre tras regresar de Mallorca. Se encuentra en paradero desconocido. Un lugar tranquilo donde desconectar, alejada de todo, y especialmente de los medios de comunicación, pero también de su casa, a la que parece que no quiere volver.

Fotografía: Ana Obregón pide precio para la venta de su casa de La Moraleja de Madrid

Desde que falleció Álex Lequio, Ana Obregón ha pisado su casa de la Moraleja en contadas ocasiones. De hecho, todavía no ha dormido sola ningún día en su domicilio. Allí están todos los recuerdos de Álex, su habitación está intacta. Y también los de Luna, la mascota del empresaria que falleció tan solo 3 semanas después de la marcha de su dueño. Y los tiene presentes todos los días de su vida.

Ana Obregón incluso, a la desesperada, habría consultado cuando valdría su casa, en caso de plantearse querer venderla. Todas las casas de ese tramo pertenecen a los padres de la actriz. Cada una la ocupa un hermano. Así que lo más probable es que se quede vacía. Lo que está claro es que Ana no tiene interés a largo plazo en regresar a su domicilio.

Alessandro Lequio no lo está pasando bien

Ni Ana Obregón ni Álex Lequio pueden superar la pérdida de Álex Lequio, simplemente sobrellevarla como buenamente pueden. La presentadora es quién se ha mostrado públicamente más afectada, mientras que el aristócrata ha desempeñado un papel más de fortaleza para reconfortar a quién un día fue su pareja y a la madre de su hijo. A las dos semanas recuperó sus compromisos profesionales, no obstante a través de sus publicaciones de Instagram ha quedado patente que no está bien.

Lleva una semana de lo más nostálgica. Una vez más ha vuelto a recordar públicamente a Álex Lequio y no es la primera con tan pocos días de margen. Lo disimula, pero Alessandro se encuentra sumergido en una profunda tristeza que no es capaz de superar. Son muchos los recuerdos vividos con Álex en estos 27 años.

A través de una fotografía en la que Álex aparece junto a su hermana Ginevra, hija de Alessandro Lequio y María Palacios, y con otra del verano del año 2013, el colaborador ha expresado lo mucho que le echa de menos. El pasado lunes publicaba una tercera imagen. Pertenecía al 16 cumpleaños del empresario. Álex posa al lado de su padre sosteniendo una tarta con las velas encima. Ambos aparecen sonrientes y mostrando una gran complicidad.

“Ese año nos fuimos a California y fue uno de los mejores viajes de mi vida”, revela el colaborador en el pie de foto. Rápidamente la publicación se lleno de comentarios de ánimo. En alguna de ellas Ana Obregón no dudaba en escribir “el mayor honor de nuestras vidas ser sus padres”.